Varela gana menos que Quijano y Peñaloza

Especialistas piden que se haga una revisión salarial
  • lunes 09 de abril de 2018 - 12:00 AM

DESIGUALDAD

La disparidad en los salarios es un problema que no solo afecta a los mandos bajos dentro de las instituciones, sino también entre los que dirigen la nación.

En el Nodo de Transparencia de la Contraloría General se refleja esta desigualdad económica entre magistrados, procuradores, rectores y hasta del presidente de la República.

Un ejemplo de esto es el sueldo del gerente de prácticos del Canal de Panamá (ACP), (un práctico es un marino que conduce los barcos en aguas peligrosas o de intenso tráfico), quien gana $18,000 dólares, mientras que, el administrador del Canal, Jorge Luis Quijano, devenga $14,000 dólares, lo que representa el doble de la paga del propio gobernante Juan Carlos Varela y su vicepresidenta y canciller, Isabel De Saint Malo, quienes están en $7 mil.

De hecho, el mandatario gana menos que el fiscal electoral, Eduardo Peñaloza, los magistrados de la Corte Suprema de Justicia y del Tribunal Electoral que devengan $10,000.

En el área educativa, la situación no es favorable, pues el rector mejor pagado es Héctor Montemayor de la Universidad Tecnológica de Panamá, quien gana $12,098.68 ante los $7,000 de la ministra de Educación, Marcela de Paredes de Vásquez.

Opiniones

El economista Juan Jované es del principio que ‘a mayor responsabilidad mayor salario, el salario tiene que ver con la capacidad del individuos de resolver problemas. La cantidad de problemas que tiene que resolver un presidente es mayor que cualquier otra persona que esté abajo de la estructura del Estado. Esto está mal concebido'.

Para Eduardo Gil, vocero del Consejo Nacional de Trabajadores Organizados (Conato), la disparidad salarial es un tema que hay que revisar en términos globales, con el fin de fijar una escala salarial.

Gil explicó que en muchos países desarrollados los salarios están por proporción, ejemplo: un gerente gana 5 salarios mínimos o un obrero calificado gana 2 o 3 salarios mínimos. ‘Esa es la escala que se define en términos generales, pero en Panamá ni siquiera tenemos un salario que nos permita establecer esta escala que se hace necesaria', explicó.

Enfatizó que ‘al no tenerlo se crea una serie de distorsiones que alimenta el clientelismo al momento de las designaciones. En el caso del presidente, el salario puede ser bajo, pero este tiene su cuota de poder, él puede condicionar a los otros cargos que ganan más, a su mandato por haberlos nombrado. El poder compensa lo que no gana'.

El dirigente de Conato agregó que en el caso de la educación y en la ACP se crean feudalismos.

‘El que administra una entidad autónoma para mantener la estructura política, comienza a aumentar los salarios al personal potable para garantizar su reelección', aseguró.

Últimos Videos
comments powered by Disqus