Papa Francisco pide más unión en la fe

‘Que la Iglesia siga siendo luz y vida en la sociedad. La tarea es inmensa, completamente ardua, superior a nuestras poderes, pero tenem...
  • domingo 16 de febrero de 2014 - 12:00 AM

‘Que la Iglesia siga siendo luz y vida en la sociedad. La tarea es inmensa, completamente ardua, superior a nuestras poderes, pero tenemos la certeza de que para Dios nada es imposible’, de esta manera el enviado del papa Francisco, el cardenal Antonio Cañizares, leía el mensaje que el pontífice envió a los panameños por motivo de la clausura del año jubilar.

El discurso, que fue presenciado por nueve mil feligreses que se dieron cita en la Arena Roberto Durán, escenario de la XLIV Cena Eucarística, hizo énfasis en la reafirmación de la fe y la práctica de la humildad.

‘Nuestra boca se queda pequeña y nuestra boca se hace insuficiente para cantar, albar, bendecir y dar gracias a Dios y a la santísima Virgen Santa María la Antigua’, expresaba Cañizares textualmente.

El mensaje del papa hablaba de la sabiduría de los hombres que proviene de Cristo, porque es el único capaz de salvar al mundo en el recto juicio y justo proceder. ‘Sin él no podemos hacerle frente a la droga y al sexo fácil y a muchos problemas sociales’.

‘Actuemos no para agradar al mundo, sino a Dios, inclino mis rodillas para que él les otorgue sabiduría. Es importante que desde la sinceridad y humildad reconozcamos nuestras debilidades de fe’, escucharon los católicos expresar del mensajero.

Con mucha devoción, alegría y fe, católicos de 90 parroquias del país asistieron a la Cita Eucarística.

Durante su intervención el arzobispo de Panamá, monseñor José Domingo Ulloa, presentó la imagen de la Virgen Santa María la Antigua que fue llevada a Darién por ser la primera diócesis en tierra firme.

A esta celebración que se organizó para cerrar las actividades del año jubilar fueron invitados los obispos de Guatemala, Mario Alberto Molina y Óscar Julio Vian Morales; de Costa Rica, monseñor José Francisco Ulloa Rojas; de Nicaragua, monseñor Pablo Schmitz Simons; y de El Salvador, monseñor Elías Bolaños y monseñor José Elías Rauda.

SIGNIFICADO

El sacerdote Fernando Guardia, quien participó en la primera celebración de la Cita Eucarística que se realizó en 1970, contó que el lema de este encuentro fue: ‘Todo hombre es mi hermano’.

Explicó que la Cita Eucarística es la fiesta del Corpus Christi y significa para los cristianos afirmar la presencia real de Jesús en Eucaristía en las personas que negaban su presencia. Es unir a todas la regiones de Panamá en un solo evento, indicó Guardia.

En aquel entonces participaron 30 sacerdotes y más de cinco mil feligreses que caminaron a partir de las 6:00 a. m. desde sus parroquias hasta el estadio Nuevo Panamá, actualmente Arena Roberto Durán.

Últimos Videos