• viernes 28 de abril de 2017 - 12:00 AM

Esfuérzate, avanza, persigue

 Por eso la clave es: ‘PROSEGUIR con la mirada puesta en la meta', no en las críticas, problemas, necesidades o necedades.

‘Los perros ladran, señal de que cabalgamos' (‘señal de que AVANZAMOS', dicen en México); es una frase que don Quijote dirige a Sancho… dicen por ahí, porque la verdad: ¡en el libro no aparecen tales palabras! Pero, más allá de lo anecdótico, lo importante es que ¡AVANCEMOS!; y –según la frase-, cuando en efecto AVANZAMOS, hay quien demuestra que no le hace feliz nuestro AVANCE. ¿Debemos detenernos por eso? ¡No! Nuestro AVANCE debe seguir, peldaño a peldaño, sin olvidar que nuestra ‘meta', es superior, está arriba. La buena noticia es que mientras AVANZAMOS hacia allá, todo, todo, todo lo que necesitamos…lo recibimos; bien dice la Escritura: ‘no se preocupen diciendo: ‘¿Qué comeremos?' o ‘¿Qué beberemos?' o ‘¿Con qué nos vestiremos?' Porque los paganos andan tras todas estas cosas, y el Padre celestial sabe que ustedes las necesitan. Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas'; es decir esas cosas por la que tanto se preocupan tantos, ¡vendrán como ñapa! Por eso la clave es: ‘PROSEGUIR con la mirada puesta en la meta', no en las críticas, problemas, necesidades o necedades. No mires hacia atrás, hacia el fracaso, lo roto, la caída, el error o el dedo acusador: ‘esfuérzate, AVANZA, persigue, extiéndete a lo que está delante, PROSIGUE a la meta, al premio que Dios ofrece'. Deja de preocuparte…y AVANZA, no importa que los perros ladren.

FILIPENSES 3:14 ‘PROSIGO a la meta, al premio…'

Últimos Videos
comments powered by Disqus