• sábado 04 de junio de 2011 - 12:00 AM

Devastan el río Tabasará

El pasado 6 de mayo, campesinos latinos e indígenas (campesino = pequeño productor agropecuario) y el Movimiento 10 de Abril, cerraron u...

El pasado 6 de mayo, campesinos latinos e indígenas (campesino = pequeño productor agropecuario) y el Movimiento 10 de Abril, cerraron una sección de la Carretera Panamericana en el puente sobre el Río Tabasará en el occidente de Panamá, protestando por el avance inconsulto del proyecto hidroeléctrico ‘Barro Blanco’, que impulsa una empresa en el país, la cual según un comunicado, irrumpió en el Río Tabasará con sus maquinarias, las cuales devastaron el lecho rocoso del río y procedieron a iniciar el desvío del río mediante maquinaria perforadora.

Desde aquellos momentos, el M-10 solicitó a la Coordinadora para la Protección de los Recursos Naturales de la Comarca en la mesa de diálogo elevar la situación como ‘de urgencia’ ante la comisión ‘ad hoc’. Entre otras cosas, el M-10 solicitó el cese de actividades y la salida de la maquinaria de la empresa del punto de conflicto. El M-10 también denunció que el EIA (Estudio de Impacto Ambiental) de ese proyecto tiene vigencia de solo dos años y ya había expirado en mayo de 2,010 por lo que los trabajos estaban ‘fuera de ley’.

El M-10 se fundó un 10 de abril de 1999 para investigar sobre los proyectos en el Río Tabasará (perjuicios y beneficios) y quiénes son los responsables, así como también para protejer los bienes de los residentes en las márgenes de este río que nace en la Cordillera del Tabasará y se extiende dividiendo y beneficiando a las provincias de Chiriquí y Veraguas.

La idea original de este proyecto surgió a principios de los años 80 durante la dictadura de Omar Torrijos, para proveer de energía al depredador proyecto minero de Cerro Colorado. En aquella ocasión fue cancelado por el dictador Torrijos, según unos, acatando el dictador promesa hecha a autoridades indígenas de retirar este proyecto si no gozaba del consentimiento de las comunidades. Según otros, fue una actitud politico-militar tomada por el General Torrijos, de ganarse a la población, para evitar levantamientos armados y asegurar su poder en la región. La Cordillera del Tabasará es una región militarmente estratégica. Entonces grupos opositores al régimen populista, sobre todo de la izquierda consecuente marxista-leninista-guevarista podían fácilmente montar focos guerrilleros como lo trataron de hacer en los primeros años de la dictadura contrainsurgente en Cerro Azul, sector Este de la Provinicia de Panamá.

El pasado 2 de abril el M-10 mediante un comunicado firmado por Ítalo Jiménez (Presidente) y Leo Arenas (Secretario), solicitó que se declare al Río Tabasará ‘patrimonio hídrico natural y cultural’.

EL AUTOR ES EDUCADOR

Últimos Videos