Gilberto Toro: ‘Indigentes son invisibles para la sociedad'

Estadística y Censo de la Contraloría hay 25 indigentes por cada 100 mil habitantes en la capital
  • domingo 05 de septiembre de 2021 - 12:00 AM

Una problemática social que nadie le interesa resolver, así podría definirse la indigencia en Panamá, un tema que ha sido tratado por diferentes entidades gubernamentales pero sin acciones concretas.

Para el sociólogo, Enoch Adames mientras que el país mantenga instituciones ineficientes e ineficaces, debilitadas por el clientelismo y la corrupción, no existe, ni habrá respuesta adecuada ante este drama social.

Desde su punto de vista la carencia de políticas públicas pertinentes que prevalece en el país ha llevado a que ninguna autoridad o institución quiera asumir esta responsabilidad que debe ser considerado como un tema de salud pública y que únicamente es asumida por los poderes locales, alcaldías y municipios.

Explicó que será responsabilidad ética y moral de la sociedad, asumir este sobrante poblacional que económicamente no tiene ninguna función como un costo del bienestar asimétricamente producido por el crecimiento económico.

‘Es duro decirlo, pero muchas familias se deshacen de los ancianos si estos son un costo económico imposible de asumirlo consecuencia directa del desempleo y la exclusión', manifestó.

Pero no solo los ancianos son expulsados de sus hogares, hombres y mujeres jóvenes que padecen de drogadicción o problemas mentales también se mantienen en situación de calle.

De acuerdo con el sociólogo y docente de la Universidad de Panamá, José Lasso, la clave para atacar la indigencia es la prevención, ver las causas que la producen y atenderla para en alguna medida acabar con este problema.

Por lo general, indicó, las autoridades al tratar el asunto solo recogen y meten a estas personas en albergues como si fueran los más bajos de la humanidad sin tener un diagnóstico de las enfermedades que adolecen, ni sus derechos.

‘¿Cómo hacer para que estas personas vuelvan a ser parte de la sociedad?, es la pregunta que las autoridades deberían hacerse y donde deben trabajar para reducir los índices', recalcó.

Acotó que es necesario que se comience a legislar para que los familiares de estas personas puedan asumir la parte de responsabilidad que les compete, ‘tenemos que defender a la familia no solo de los grupos LGBT, también del abandono de niños, de ancianos y de personas que tienen necesidades en alguna medida'.

Por su parte el investigador social Gilberto Toro, sostiene que nadie hasta ahora le ha dado seguimiento a los proyectos sociales que se realizan en torno a estas personas que para la sociedad son invisibles a pesar de habitar las calles más concurridas del país.

Señala que en ocasiones estas personas no quieren salir de las calles por sentirse libres o porque sus experiencias dentro de estos centros de rehabilitación han sido traumáticas y no reciben el beneficio para cambiar sus vidas.

‘Ellos dicen sin ánimos de manipular que lo que viven en las calles es mucho mejor de lo que pasan en estos centros donde se vende droga, hay abuso y explotación', relató el especialista que además hizo un llamado de atención de estos albergues que no son tan ejemplares como parecen.

Últimos Videos
comments powered by Disqus