Violaciones y robos en parques de La Siesta

R obos, balaceras y violaciones afectan a los residentes de la urbanización La Siesta, en el corregimiento de Tocumen. Pese a las denunc...
  • lunes 08 de octubre de 2012 - 12:00 AM

R obos, balaceras y violaciones afectan a los residentes de la urbanización La Siesta, en el corregimiento de Tocumen. Pese a las denuncias que han puesto los moradores en la entidad policial de esa zona, aún persiste la poca vigilancia.

De día, en la barriada se pueden observar las patrullas que hacen su ronda solo en la vía principal, no así en todas las calles internas, en las que se registra el mayor número de delitos. Cuando llega la noche, los moradores aseguran que se sienten abandonados y a merced de los malhechores, pues no hay un solo policía dentro del residencial. ‘Si llegan es cuando les avisan de un muerto o herido, si no, ni se aparecen’, aseguró Pedro Jiménez, quien tiene diez años de vivir en esa comunidad.

Los afectados expresaron que la semana pasada hubo una balacera en la avenida Coclé y casi todos los involucrados son menores de edad.

Los delincuentes se esconden en los diferentes parques o paradas de la comunidad para acechar a las personas, sobre todo a las mujeres.

Una de las víctimas comentó que en el parque de la calle principal, cerca de la escuela La Siesta, y en el de la avenida Coclé ocurre la mayoría de los robos.

Este último tiene doce años de haberse construido, pero nunca ha tenido luminarias y es el favorito de los ladrones para cometer los robos, pues en la noche está totalmente oscuro.

POLICÍA ASEGURA QUE HACE RONDAS

En la entrada de la barriada hay un cuartel de la Policía Nacional, pero le pertenece a la Dirección de Investigación Judicial (DIJ). Ellos aseguraron que en el día mantienen la vigilancia en la zona, pero en la noche le corresponde vigilar a la policía regular que está en la comunidad.

El oficial de turno de ese cuartel no desmintió las quejas de los moradores sobre la inseguridad que están viviendo, pues afirmó que la mayoría de los delincuentes que operan en el área son menores de edad y muchos de ellos no solo se dedican a robar a las personas, sino también a cometer violaciones.

‘Uno los detiene, pero ellos (los menores) entran por una puerta y salen por otra y al día siguiente siguen en la calle’, dijo el agente policial.

Según información de la PN, casi todos los infractores tienen entre 14 y 17 años. La Policía asegura que los jóvenes son capturados, pero aún así quedan libres rápidamente debido a la edad y muchos de ellos viven en el área o cerca de ella.

Hace 15 días, una niña de 10 años fue violada por otros menores en el pasillo que se encuentra ubicado a un costado de la escuela La Siesta.

Respecto a las cifras de robos, la fuente no quiso dar más detalles, solo se limitó a los casos recientes.

La Policía hace un llamado a los padres de familia para que controlen y tengan más atención con lo que hacen sus hijos. Este es uno de los sectores del corregimiento considerado como una zona roja.

Últimos Videos
comments powered by Disqus