• viernes 16 de septiembre de 2016 - 12:00 AM

Radio inmoral

Con la transacción, adquirieron las piezas para armar un transmisor para la emisión de piezas musicales a través de las ondas hertzianas

Cuatro amigos, todos con conocimiento sobre equipos técnicos, se dirigieron a ‘La mano de Dios', una tienda localizada en la capitalina avenida B y le pidieron crédito (fiao) al propietario, José Lurias.

Con la transacción, adquirieron las piezas para armar un transmisor para la emisión de piezas musicales a través de las ondas hertzianas.

Fernando Jolly trabajaba en Tropical Radio y Emérito Núñez, Félix Álvarez y Enrique Paniza, en el Departamento de Telecomunicaciones de la compañía Fuerza y Luz. Ambas, empresas estadounidenses.

Los cuatro crearon en un taller de reparación de artículos eléctricos un transmisor de un vatio, cuya potencia cubría diez cuadras.

Luego uno de 12, cuya amplitud era de 33 metros. Al pasatiempo experimental lo bautizaron como Radio Tembleque.

Las pruebas se iniciaron en julio de 1933 y se prolongaron durante ese mes y el siguiente.

Su aparición, sin embargo, se constituyó en todo un instrumento reivindicativo de la ciudadanía panameña frente a Estados Unidos. Las autoridades zoneítas se empeñaron en desaparecer el proyecto.

Panamá había cedido a Estados Unidos la soberanía de su espacio aéreo. Primero, en 1904, a la empresa norteamericana Chiriqui Land Co. le fueron cedidas las frecuencias radioeléctricas.

Después, en atención al Tratado Hay-Bunau Varilla, el presidente Belisario Porras Barahona rubricó el decreto 130 del 29 de agosto de 1914, en el que se indicaba que todas las emisiones del espectro radioeléctrico y el espacio aéreo panameños "estarían bajo el control de Estados Unidos".

En 1933, el presidente Harmodio Arias viajó a Washington para negociar con el Gobierno de Estados Unidos el asunto de las frecuencias de radiodifusión.

La Asamblea ratificó el Convenio Internacional de Telecomunicaciones y aprobó la Ley 12, del 3 de agosto de 1934, que autorizó al Gobierno a otorgar las licencias para la operación de estaciones radiodifusoras particulares.

La licencia número 1 fue concedida a Radio Miramar, y la número 2 a la Voz de Panamá.

La Voz de Panamá emitió, no obstante, su primera transmisión el 25 de diciembre de 1934, una semana antes que la Radio Miramar.

*Filólogo y periodista

==========

Los cuatro crearon en un taller de reparación de artículos eléctricos un transmisor de un vatio

Últimos Videos