• viernes 12 de agosto de 2016 - 12:00 AM

Prudencia política

No hay nada más confuso que una elección de delegados de un partido político en Panamá. En condiciones normales, podría interpretarse como muestra...

No hay nada más confuso que una elección de delegados de un partido político en Panamá. En condiciones normales, podría interpretarse como muestra de fuerza y liderazgo. No obstante, en medio de una crisis podría desencadenar los malos hábitos de un burdel. En el caso específico de Panamá, estos procesos de elecciones internas, sirven como mecanismos de presión y chantaje.

El voto de los delegados, y su figura en sí, tienen un ámbito de influencia específico y limitado. La importancia es coyuntural y se circunscribe a la elección de directivas, estructuras organizacionales, y en algunos casos, a ciertas nominaciones a puestos de elección.

El Partido Revolucionario Democrático (PRD), el Partido Panameñista y Cambio Democrático (CD), están inmersos o se encuentran próximos a procesos internos. Las causas y los propósitos varían para cada uno, ya que sus realidades y necesidades propias contrastan entre sí. Mientras que el PRD está hecho leña, el panameñismo controla la parte disidente de cuanta organización política existe en el país, mientras que el CD apuesta a la testosterona y a la poca memoria del panameño.

El futuro político nacional, es hoy, más incierto que nunca. Por primera vez, en mucho tiempo, no hay candidatos derrotados recorriendo el país. Tampoco, existe una oposición política articulada, mientras tanto, el presidencialismo se interpreta como la fórmula más probable para enfrentar el presente político y encarar el futuro próximo.

Por un lado, la dirección política del PRD se disputa entre un ex mandatario de la República sin visa para Disney, y un ex presidente de la Asamblea con orden de arresto de un sheriff gringo, para los que aun dudan de la injerencia norteamericana en suelo patrio.

Por otro lado, el panameñismo muestra cartas muy bajas de cara al 2019. Sus figuras registran poco musculo y débil referencia política. En tanto, CD espera que algún día su líder pueda retornar al país sin problemas legales.

Con el presente panorama político, resulta imprudente cualquier manifestación proselitista exagerada.

*Periodista

==========

Mientras que el PRD está hecho leña, el panameñismo controla la parte disidente

Últimos Videos
comments powered by Disqus