• viernes 20 de mayo de 2022 - 12:00 AM

Persona menstruante

La crisis existencial de la humanidad trajo consigo otros problemas

Desde hace décadas en Panamá se discute el tema ideológico. Hasta hace poco, el concepto se enmarcaba en función al pensamiento político y a la orientación del modelo económico.

De pronto, comenzó la era de las redes sociales y todo el análisis de los grandes pensadores de la historia, se redujo a la cita de algunas frases célebres, enmarcadas en conceptos convenientes para cada situación personal.

La crisis existencial de la humanidad trajo consigo otros problemas, que las sustancias psicotrópicas terminaron transformado en estados de ánimo dentro del inconsciente colectivo, hasta el punto de delirio, donde se imaginan conceptos abstractos sobre la identidad propia.

La discriminación sirvió como base para la lucha de una causa que terminó idealizada, como molino de viento en el Quijote, pero que representa marcados principios en la psiquis de quien promueve la lucha social en favor de los conceptos que se creen y se perciben, como aspectos fundamentales para un mundo mejor.

El reconocimiento del derecho humano, pensado a través de las distintas formas de cosmovisión cultural, crea un panorama perfecto para la interpretación de todas las teorías referentes al bienestar humano, mediante la pluralidad de conceptos, dentro de un espectro amplio y complejo de la personalidad.

Hasta allí, todo es perfecto. Luego viene el mundo real y las dificultades para ponernos de acuerdo en todo lo referente a la convivencia, dispuesta sobre los valores estructurados durante millones de años de evolución, que transformaron a la especie humana, de simios salvajes a simios modernos.

Lo que ocurre en la mente termina afectando el alma de los seres humanos, pero por el simple hecho de pensar que somos diferentes, no nos transforma genéticamente en algo que no somos. Es necesario aceptar el mundo que nos tocó vivir, así como a las personas con la que lo compartimos.

Lo cierto es que se puede pensar diferente, pero eso no hará que los hombres ni las viejas menstrúen; y eso no va a cambiar.

Periodista

Últimos Videos