• miércoles 21 de octubre de 2020 - 12:00 AM

Gloria al pueblo boliviano: Triunfo el Socialismo

Es irónico, por decir lo menos, que la presidenta nefasta Jeanine Añez, hablé hoy de democracia 

Gloria al pueblo boliviano, el triunfo del Movimiento al Socialismo (MAS), que lideriza el dirigente cocalero Evo Morales, y de manera contundente, es un revés para los grupos de la derecha de ese país, que han participado en por lo menos 20 golpes de Estado.

El brillante exministro de Hacienda en la gestión de Evo, Luis Arce derrotó abrumadoramente a las fuerzas reaccionarias de Bolivia, quienes incrementaron sus fortunas en los tres periodos presidenciales de Evo, ya que el dirigente indígena elevó a Bolivia entre los siete países de la región con la economía más pujante, por ello de una manera oportunista, sectores empresariales simpatizaban con Evo, en virtud del progreso de sus empresas, especialmente, las ubicadas en Santa Cruz de la Sierra, provincia industrial del país sureño.

Los candidatos banqueros y empresarios, aprendieron una lección, ellos pensaron que con el golpe que derrocaron a Evo, se terminaría con el movimiento social y con arraigo, que le devolvió la dignidad y la esperanza a un pueblo que tiene una población del 70% indígena, y Evo le devolvió la fe, la esperanza, la participación y la toma de decisiones, políticas, económicas, y sociales. Se cumplió con un plan de alfabetización, salud, vivienda, alimentación, y se consolido las igualdades en una sociedad abandonada paupérrimamente por la oligarquía clasista.

Es irónico, por decir lo menos, que la presidenta nefasta Jeanine Añez, hablé hoy de democracia y lo pide con desfachatez al presidente electo, cuando ella misma participó para consumar el golpe contra el presidente constitucional Evo Morales.

El escenario para USA y la OEA es complicado, ya que apostaron a los equipos de la burguesía como lo son los señores Mesa, y Camacho, ellos visualizaban un fraude en la primera etapa para evitar la victoria del MAS, pero la derrota fue amplia, y no habrá segunda vuelta.  Por eso se observó una Bolivia militarizada en el día de los comicios, pero la evidencia de los votos venció las malévolas intenciones.

El triunfo del MAS, afianza la soberanía en Bolivia, un nuevo amanecer para consolidar la democracia, y ello demuestra que los pueblos son libres de escoger su destino, y su independencia sin intromisiones de fuerzas externas.

Profesor de Periodismo UP

Últimos Videos
comments powered by Disqus