• viernes 18 de noviembre de 2022 - 3:16 PM

El ADN liberal 

Hoy, la disputa entre Martinelli y Rómulo Roux, no es más que una lucha por el control del remante liberal dentro de Cambio Democrático

La realidad del movimiento liberal en Panamá, contrasta con la suerte de su progenitor ideológico colombiano. A diferencia de nuestro vecino sureño, en el istmo, los liberales corrieron con mejor suerte que los conservadores. De hecho, gobernaron a sus anchas por más de medio siglo.

La aparición de Arnulfo Arias Madrid en el rejuego político y las diferencias internas entre los liberales, generaron el fraccionamiento de su semilla en todo el espectro nacional. Es por esto, que Panamá es el único país de Iberoamérica donde no ronca el socialismo.

Este modelo heredado del sistema político colombiano, sucumbió ante el desgaste, la división y la férrea oposición dada por Arias Madrid por casi 60 años, en los cuales los liberales se tuvieron que calzar las botas militares para mantener el control político del país.

Con el restablecimiento de la democracia en 1989, los liberales terminaron cargando con el costo político de haber cogobernado en dictadura, incluso, por haberse mimetizado dentro del brazo político de los militares. Sin embargo, hubo un reducto llamado Movimiento Liberal Republicano Nacionalista que no les sonrió a las botas y prefirió aliarse con Arias Madrid.

Por su parte, paralelamente, se abanicaba la Democracia Cristiana, que era otra raza política, con otro tipo de pensamiento; y los socialistas, que terminaron enredados en el PRD dentro una facción denominada La Tendencia.

Lo que finalmente quedó del liberalismo terminó disperso, como una especie de bisagra política para sumar casillas en las alianzas representadas por el bipartidismo entre el PRD y los panameñistas.

Por un lado, Solidaridad afín al PRD; por el otro, Liberal Nacional con los panameñistas. Así, hasta que irrumpió en la escena política Ricardo Martinelli, mismo que terminó absorbiendo a ambos partidos liberales, luego de la fusión que derivó en Unión Patriótica, y que se tragó Cambio Democrático.

Hoy, la disputa entre Martinelli y Rómulo Roux, no es más que una lucha por el control del remante liberal dentro de Cambio Democrático; el resto, ya es de Martinelli.

Periodista

Últimos Videos