• lunes 19 de agosto de 2019 - 12:00 AM

Caja con Esperanza versus Nerón y Calígula

Pero el reto más importante del director saliente era no fallarle a sus principios.

Las esperanzas en cada administración de la Caja crecen como espuma como lo hace con cada gobierno, pero igual que las olas luego se estrella en la roca de la realidad. El director saliente igual que en el gobierno anterior, cree que sus gestiones son fenomenales y que debe repetir, pero las acciones que eran sus retos son las que definen.

Tenían el reto de sanear las cuentas y depurar equipos de trabajo plagados de botellas bien pagadas, que en cada gobierno y en cada partido han metido a la Caja, a ganar más que el personal competente. Abastecer de medicamentos e insumos, pero sin corrupción ¿y lo hicieron o dejaron todo incendiado?

Pero el reto más importante del director saliente era no fallarle a sus principios, a las valientes enseñanzas de sus padres, no fallarle a Dios que ve y juzga sus acciones.

Parece que seguiremos con tristeza el paso a otra tenebrosa etapa de la Caja, donde sectores económicos y políticos desleales a todo, intentan imponer un presunto técnico en temas financieros que cada vez que abre la boca, es enredar todo y simular saber, pero no aterriza en nada, al contrario, reta a trabajadores de salud y administrativos a enfrentarlo como un nuevo tirano sanguinario.

Los que promueven que regresemos al sistema solidario y el presidente tiene la última palabra, sumar a los mejores y alejarse de los malos que persistan en su entorno, dejando una huella de un gran presidente. Médico

Últimos Videos