Le metieron 4 plomazos y murió en el hospital

El hombre hablaba por celular, salió al patio del edificio y dos sujetos lo acribillaron
  • viernes 06 de abril de 2018 - 12:01 AM

A SANGRE FRÍA

Ramiro Mosquera Othon, de 45 años de edad, fue asesinado a tiros alrededor de la 1:00 de la tarde de ayer, en la planta baja de uno de los edificios Centenario, ubicado en El Marañón, detrás de la cancha de fútbol sintética, en Calidonia.

De acuerdo con testigos, vieron a dos sujetos que pasaron por la cancha de fútbol, recorrieron la vereda y entraron hasta el lugar donde se encontraba Mosquera, seguidamente, ambos le dispararon simultáneamente y a quemarropa.

Las detonaciones retumbaron entre los edificios, se escucharon unos gritos, luego murmullos y la huida de los verdugos, que escaparon sin temor a ser identificados y guardando entre su vestimenta las armas usadas.

¿Le hicieron una cama?

Según una fuente, Mosquera recibió una llamada a su celular minutos antes del hecho, salió al patio del apartamento en la planta baja y fue acribillado.

La víctima fue llevada en un auto particular Toyota Hilux, color gris, en estado agónico al hospital Santo Tomás, con cuatro disparos en diferentes partes de su cuerpo que lo hacían sangrar copiosamente, pero pocos minutos después de haber ingresado a la sala de urgencias, falleció.

Se conoció que los dos sujetos corrieron luego de cometido el hecho en dirección a la avenida B.

Uno de los testigos presentes en la tragedia comentó que hacía mucho tiempo que no ocurría una muerte violenta en este lugar.

Mosquera Othon residía en la urbanización Buena Vista, en el corregimiento de Tocumen.

El cuerpo de la víctima fue llevado a la morgue judicial. En tanto, peritos forenses de la Unidad de Criminalística del Ministerio Público, escudriñaron minuciosamente la escena del crimen en busca de elementos que ayuden a esclarecer el suceso. No hay detenidos por este caso.

Últimos Videos
comments powered by Disqus