‘El carnicero de Rostov'

Andrei Chikatilo mató a más de 52 niños, les arrancaba los ojos y se comía sus órganos.
  • domingo 31 de enero de 2021 - 12:00 AM

Andrei Romanovich Chikatilo es considerado como uno de los mayores asesinos de la historia de la Unión Soviética. Mató a 52 niñas entre 1978-1990.Se le conoce como ‘El carnicero de Rostov', ‘El destripador Rojo' o como ‘El destripador de Rostov.

Chikatilo nació el 16 de octubre de 1936 en Ucrania y su padre fue un prisionero de guerra, por lo que quedó huérfano de padre. Pasó su infancia con su madre y una hermana.

Durante el holocausto sufrió hambruna y fue un niño retraído y solitario.

En el colegio al que asistía fue marginado por sus compañeros quienes constantemente lo humillaban y lo insultaban , pero como era un niño tímido, nunca se defendió de esos ataques.

Su madre lo torturaba contándole que tenía un hermano a quien habían secuestrado y comido sus restos. Eso le provocaba a Chikatilo una gran pesadilla que no lo dejaba dormir tranquilo y lo traumó.

A parte de eso, Chikatilo sufría de impotencia sexual y nunca pudo estar con otras mujeres que no fuera su esposa. A pesar de ese problema logró procrear dos hijos con su mujer.

Su impotencia lo llevó a tener constantes discusiones con su cónyuge, pues todas las noches ella le pedía sexo, pero él no podía complacerla. Eso le causó un gran trauma que desataría más tarde su sed de sangre con las niñas.

En 1971 Chikatilo se graduó de maestro y empezó a trabajar en un internado. Allí empezó a sentir una fuerte atracción por las menores de 12 años y cada vez que podía se asomaba a los dormitorios para observar a las niñas en ropa interior mientras se masturbaba.

En 1974 fue expulsado del colegio acusado de pederasta.

A los 42 años empezó con su sanguinaria carrera de infanticidio.

Su primera víctima

Su primer crimen lo cometió el 22 de diciembre de 1978 cuando convenció a una niña de 9 años para que lo acompañara a una cabaña de su propiedad para violarla y probar si podía tener sexo con ella.

Lo que realmente desencadenó su libido fue que la niña forcejeó con él y se hizo una herida. Cuando ‘El carnicero' vio la sangre tuvo una erección inmediata.

Sacó un cuchillo y se lo clavó en el abdomen y con cada puñalada que le propinaba se daba cuenta que se acercaba más al orgasmo. Así que no dejó de apuñalar a la niña hasta que logró eyacular.

Dos días después la policía halló el cadáver de la pequeña a orillas de en un río adyacente a la cabaña de Chikatilo y, aunque la policía encontró restos de la niña en esa vivienda, el sujeto no fue detenido, pues era un hombre que tenía buena reputación y además era muy conocido entre los miembros más importantes del partido comunista.

Otras víctimas

El 3 de septiembre de 1981 cayó su segunda víctima, una prostituta de 17 años llamada Larisa Tkachenko a quien convenció de ir al bosque para mantener relaciones sexuales. Pero falló en el intento, no tuvo erección y la joven se burló de él. Eso desató su ira, la estranguló y eyaculó sobre su cadáver.

En medio de su frenesí mordisqueó su garganta salvajemente, le cortó los senos y se los comió. Luego comenzó a lanzar aullidos como un lobo y a danzar. Dejó el cadáver de la muchacha con un palo enterrado.

Su tercera víctima fue una niña llamada Lyuba Biryuk, a quien raptó de un pueblo y se la llevó al bosque. La acuchilló 40 veces y le mutiló los ojos.

También asesinó a un niño de 9 años a quien le arrancó los genitales.

El último homicidio que cometió ‘El carnicero' fue en noviembre de 1990.

Un detective que investigaba los asesinatos lo vio saliendo del bosque y lavarse la manos en un arroyo y su nombre quedó registrado en el informe que el agente mantenía.

Al día siguiente los detectives hallaron los restos de su última víctima y Chikalito fue detenido.

Le confesó a la policía que había cometido 56 homicidios.

En 1992 fue condenado y sentenciado por 52 muertes y ejecutado de un tiro en la nuca el 14 de febrero de 1994.

Últimos Videos
comments powered by Disqus