¿Nuevas medidas frenarán la crisis migratoria?

Las acciones podrían perjudicar para el turismo
  • sábado 09 de septiembre de 2023 - 12:02 AM

El primer paquete de acciones, como ha señalado el ministro de Seguridad, Juan Manuel Pino, para contrarrestar la situación que se viene presentado en las fronteras del país, de acuerdos con expertos, no resuelve la crisis migratoria que va en aumento y era el asunto fundamental a tratar.

Luciano Yanes, miembro de la Comisión de Derechos Migratorios del Colegio Nacional de Abogados, explicó que Panamá tiene, por un lado, la crisis migratoria que entra por la selva y que ya no tiene el recurso económico y humanitario para hacerle frente; y por el otro está la cantidad de extranjeros que entran disfrazados de turistas y se quedan en el país de manera irregular. Las nuevas medidas van enfocadas en esta última.

Las acciones que se refiere Yanes fueron dictadas ayer por el gobierno, y que consisten en que se reducirá el permiso de turismo de 90 días a 15 días; se aumentará la exigencia de la solvencia económica en los puestos de controles formales a $1,000 dólares actualmente es de $500; y serán removidos los puestos de control y asistencia migratoria de estas comunidades receptoras (Bajo Chiquito y Canal Membrillo) a fin de mitigar el impacto sanitario y de seguridad.

La directora del Sistema Nacional de Migración (SNM), Samira Gozaine, indicó que se continuará con las expulsiones y deportaciones de los ciudadanos irregulares y con antecedentes penales.

Además, se van a aumentar las medidas operativas en todos los puertos formales del país para todas aquellas personas que, según los perfilamientos de seguridad, utilicen los aeropuertos para mantenerse de manera ilegal en el país.

Estas acciones, según el jurista Yanes, no ayudarán a frenar la ola migratoria que entran por el tapón de Darién; ‘Panamá debe ponerse firme y sentarse con los países donde se origina este problema con organismos internaciones para hacer una muralla', dijo.

Por otro lado aclaró que hay que ver con pinza del tiempo que ahora se busca establecer de 15 días porque le parece muy poco, recomienda que sean 30 días; aunque ve con buenos ojos que se aumentó a $1,000 el monto, porque nadie hace turismo en Panamá con $500, como estaba actualmente estipulado.

Ayer, el director del Sistema Nacional de Fronteras (Senafront), Jorge Gobea, sostuvo que se va a reforzar el bloqueo marítimo y costero en ambos litorales.

Para Rafael Rodríguez, presidente de la Asociación de Residentes Naturalizados de Panamá (ARENA), es importante algunas de las medidas que se tomaron para tratar de frenar la entrada de extranjeros de manera irregular por la frontera del país, sin embargo, la medida de solicitar $1000, traerá como consecuencia la afectación del sector turismo, hotelero y la economía del Istmo.

‘Hay que tomar en cuenta que Panamá es el hub-turístico de las américas y que debido a esta medida de 15 días y la presentación de $1,000 muchos turistas podrían elegir otros países que le ofrecen mayor estadía, buena oferta y menor exigencia', afirmó.

Rodríguez advirtió que la presentación de $1000 en la llegada a Panamá no cambiará en nada la idea de muchos extranjeros que vienen con intención de quedarse, ya que se sabe que algunos de ellos toman el dinero prestado para presentarlo y entrar a suelo panameño como un gran turista y se quedan de manera irregular.

Antonio Alfaro, miembro y expresidente de la Cámara Nacional de Turismo, explicó que la falta de claridad en cómo se van aplicar las medidas conllevó que se diera una reunión entre la directora de la SNM, representantes de la Cámara de Turismo, el Consejo de Turismo y la ATP entre otras entidades para que se explique cómo serán aplicadas, porque la misma podría ser perjudicial para el turismo.

Hay que señalar que 350 mil personas han entrado en lo que va del año por la selva del Darién; cifra que ha sido histórica y que tiene a las autoridades de Panamá preocupadas y se han gastado 60 millones de dólares.

Últimos Videos