• lunes 29 de septiembre de 2014 - 12:00 AM

Juan Carrete

"Las radionovelas que caracterizaron a RPC y que acaparaban audiencias de todas las edades, a finales de los cincuenta"

La triste noticia llegó por el celular en forma de interrogante: ¿Alguien puede decirme si es cierto que murió Néstor De Ycaza? A los pocos minutos confirmaban que era cierta la partida de quien supo, durante años, alegrarnos nuestra infancia y adolescencia. Primero, a través de la radio y, años después, en las programaciones de ‘Mi Carretilla y Yo’, ‘el Show de la Una’, así como en tantas y diversas, pero muy polifacéticas actividades.

Las radionovelas que caracterizaron a RPC y que acaparaban audiencias de todas las edades, a finales de los cincuenta, contaban con sus actuaciones, al igual que en programas musicales, en los cuales, boleros y tangos se alternaban en su particular voz. La llegada de la televisión en los 60, hizo de Néstor de Ycaza, el ‘Juan Carrete’ que quedaría imborrable en la memoria por la brillantez de sus ocurrencias, de su sana crítica, la mordacidad de su personaje y el permanente humor, acompañado de ‘Chombito Kilroy’ (Carlos García) y de ‘Ponche Crema’ (Aurelio Paredes).

Conocí personalmente a Néstor de Ycaza, cuando a finales de los 70, en uno de esos manotazos dictatoriales de la época, fue objeto de medidas atentatorias a la libertad de expresión. Sin vacilar, asumí su defensa sin reparo alguno. Pasarían casi tres décadas antes de retomar contacto con él. Las conversas personales o telefónicas se sucedieron, espaciadas pero llenas de admiración y preocupación. Descubrí, así, sus valores humanos y la sinceridad de sus observaciones para con quien, le ataba el sano querer de que las cosas en Panamá, fuesen para mejor.

No compartí -en su momento- sus preferencias políticas, pero ello no nos impidió compartir, al pasar del tiempo, la urgente necesidad de rescatar los valores de la decencia y la dignidad, que se han ido perdiendo por la voracidad de quienes gobiernan de espaldas a la ciudadanía y repudian la participación ciudadana.

Hasta luego Nestor, no terminamos de conversar, pero el sueño permanece: ¡A pipa!

*Constitucionalista y catedrático universitario

Últimos Videos