El amor llega en el momento justo

A través del amor podemos compartir cosas buenas y malas con los que nos rodean. El amor es el sentimiento más importante de los seres h...
  • miércoles 03 de octubre de 2012 - 12:00 AM

A través del amor podemos compartir cosas buenas y malas con los que nos rodean. El amor es el sentimiento más importante de los seres humanos. El amor es comprender, servir, dar, compartir, querer, respetar y convivir.

La psicóloga Noris Nicosia, dice que ha escuchado mucho dolor e indignación por quienes han sido maltratados por un mal amor, por una persona que no valoró los sentimientos y el deseo real de ser y compartir con otra.

Nicosia brinda algunos consejos con los cuales busca acoplar a quienes no han perdido la esperanza de enamorarse, de encontrar a su contraparte, sin importarle donde se encuentre.

Los amantes no se encontrarán hasta que sea el momento justo y, ¿cuál es el momento justo? El momento en que madures y aprendas a amar. Por algo Dios te esconde a tu amado, para que no lo lastimes antes de tiempo con tu vanidad, tu egoísmo y desamor. Primero, como quien va a la escuela, tienes que aprender a amar, explicó.

Nicosia también agregó que la vida es tu escuela, tus profesores en el amor, cada persona que ha pasado por tu vida amorosa ha dejado algo que te ha ayudado a través del sufrimiento a madurar y a crecer en el amor. Ya no entregas el corazón tan fácil, ya no crees en las palabras de ternura, has aprendido que el amor es un fenómeno de deseos constantes que se transforman en realidades. Que un ser que ama es quien custodia sentimientos con el corazón.

Cuando un ser programa amar de verdad, está en espera de esa persona que está dispuesta a todo con tal de enamorarse y de darse por completo. Que cuando se ama es fácil perdonar, olvidar el pasado. Y se aprende a agradecer todo el sufrimiento vivido que te ayudó a crecer y a convertirte en la nueva persona que eres ahora.

El amor correspondido es la cosa más maravillosa que le puede suceder a un ser humano, ese escalofrío que corre por las venas, ese palpitar de saber que alguien piensa en ti, despertarte en las mañanas y esperar ese buenos días, amor mío. Son cosas que no tienen precio.

Últimos Videos