El padre Cosca y la muerte inesperada de ‘Eduardito'

Quedó claro que Cosca canceló la habitación 47 del hotel El Panamá, con su tarjeta visa personal
  • lunes 01 de julio de 2019 - 12:00 AM

En la audiencia de imputación al sacerdote David Cosca Restrepo salieron a relucir los elementos de convicción de justicia en la modalidad de encubrimiento en el caso donde falleció Eduardo Calderón Ramos, el 7 de julio de 2018, en la habitación 47 del hotel El Panamá.

La audiencia

Una considerable concurrencia de público llenó la sala número 1, al lado de su abogado Javier Quintero, estaba David Cosca Restrepo, con semblante nervioso y frío a la vez.

Al iniciar la audiencia, el juez de Garantías, Adrián Hernández, concedió la palabra al fiscal Superior de Homicidios, Emeldo Márquez Pittí, a cargo de la investigación por la muerte de Eduardo Calderón Ramos.

Márquez comenzó ilustrando a la sala y comunicó a Cosca Restrepo, los elementos de investigación en su contra por encubrimiento en la investigación que se sigue por la muerte de Calderón Ramos.

Pruebas

Quedó claro que Cosca canceló la habitación 47 del hotel El Panamá, con su tarjeta visa personal. Minutos antes de las 7:30 de la noche del viernes 6 de julio, hubo comunicación entre Cosca e Hidadi Santos Saavedra, entre esta ‘que esta vez la ayuda fuera buena'.

A las 7:30 Hidadi retiró dos llaves de la recepción del hotel y se dirigió a la habitación 47, a las 7:33 llegó Cosca a la misma habitación y estuvo ahí hasta las 8:30.

El fiscal Márquez continuó- a esa hora ambos salieron de la habitación, pero según se ve en el video del hotel, cada uno salió por su lado como si no se conocieran. Las muestras de sangre cotejadas y que pertenecen a la víctima, son actos tendientes a eludir la investigación ocultando evidencias.

De acuerdo con la necropsia practicada al occiso, este falleció por una hemorragia y trauma craneal.

En principio Cosca dijo a los detectives que se presentó al hotel para reunirse con Hidadi, para realizar una terapia de la columna en la piscina, pero el video del hotel no registra que estuvo en dicha piscina. También que debía confesar a Hidadi en la habitación 47. Sin embargo, un testigo dio a los investigadores que lo que ahí se hacía era una orgía, el sacerdote Cosca acostumbraba realizar esos encuentros periódicos con jóvenes en hoteles de la ciudad.

Otro testimonio reveló que el supuesto exorcista se dirigía con Hidadi a Chepo y, mientras este conducía Cosca tocaba a su antiguo monaguillo e iba tomando licor y fumando cigarrillos. Otras 32 pruebas salieron a la luz en la audiencia.

Así no es la Iglesia

El Siglo conversó con, el seminarista Danilo Landero, del Seminario Mayor San José, quien aseguró, que todos los sacerdotes actúan de esa forma.

‘Así no es la Iglesia católica, el padre Cosca deberá enfrentar la justicia y debemos esperar que termine la investigación, de todas formas está muy mal su comportamiento ante la sociedad', expresó.

Últimos Videos
comments powered by Disqus