Panamá

‘Hubo empresas ejemplares, pero también insensibles' Bernardo Kliksberg

‘Hubo empresas ejemplares, pero también insensibles' Bernardo Kliksberg

lunes 29 de noviembre de 2021 - 12:14 a.m.
Adelita Coriat
acoriat@laestrella.com.pa

El gurú de la Responsabilidad Social Empresarial, Bernadro Kliksberg, califica a las empresas durante la pandemia

Desde su oficina en Nueva York, Estados Unidos, lugar desde donde asesora a las Naciones Unidas y más de 30 países, explica que en estos países desarrollados se gestó un pacto social con trazos específicos y obligaron a las empresas a ser responsables socialmente. Bernardo Kliksberg es el padre de la responsabilidad corporativa. Ha dedicado decenas de libros a este concepto y ahora suma los desafíos que enfrenta el mundo en pospandemia.

¿Qué tan bien se portaron las empresas durante la pandemia?

Mezclado, hubo empresas ejemplares como una que produce los sistemas más avanzados del mundo en ventilación que donó todas sus patentes para que cualquiera pudiera producir sistemas de ventilación que tenían un déficit durante la pandemia. También hay empresas que participaron en la Fundación Gates, en lograr lo que el mundo no había logrado en cien años, en medio de la pandemia se logró la vacuna contra la malaria que mata a dos millones de personas por año, dos millones de pobres. Y ahí hubo mucho apoyo de la empresa privada noble. También hubo empresas insensibles y que solo se preocuparon por aprovechar las oportunidades de maximizar sus ganancias. Es una lucha por la ética.

Yo veo una rivalidad entre la ética y la mezquindad, ¿quién gana?

Ahí yo trabajo durante muchos años un tema: la educación de los empresarios. En que las escuelas que diploman administración de empresas, hasta hace unos años atrás, enseñaban solamente a ganar dinero, después de la gran crisis económica en la que la sociedad enjuició muy fuertemente a las escuelas. Con qué clase de educación se están graduando, saben ganar dinero, usan la mejor tecnología, pero no tienen conciencia ética. Casi todas las universidades cambiaron su currículo y ahora están enseñando ética a los empresarios.

Tanto se habla de reducir la brecha de desigualdad, ¿cuál es la fórmula efectiva para lograrlo?

Existe la fórmula porque existen países que tienen una desigualdad muy baja: Noruega, Suecia, Dinamarca, Finlandia, donde la desigualdad es de 0.25 medida por el coeficiente Gini. En América Latina (AL) es mucho más del doble, en Panamá es de 57. En los países nórdicos las sociedades tienen acceso a todos los servicios, tienen todos los derechos, educación, salud, esperanza de vida más extensa, la menor discriminación de género, la mejor lucha contra el cambio climático. Esto lo lograron gracias a un gran pacto social entre las políticas públicas, empresa privada responsable, movimientos sindicales y los sectores de la sociedad sobre la base de igualdad y buenas oportunidades. Sobre eso la educación gratuita para toda la población y protección en salud de la misma forma y oportunidades económicas para los pobres. No son los únicos, en Nueva Zelandia, Holanda, Canadá, andan por allí. No hay que inventar la fórmula, hay que ver lo que han logrado otros países en base a igualdad y sus logros.

¿Por qué América Latina tiene los peores índices de desigualdad?

Hace 40 años Finlandia era un país totalmente atrasado y la gente se iba a otros lugares de Europa para buscar futuro. Finlandia es hoy una potencia tecnológica y el país número uno en educación, invirtieron en educación, ciencia y tecnología e igualdad. Es el paraíso de las cooperativas y la economía social. Así que eso se puede hacer en América Latina. A pesar de que hay países profundamente desiguales, vemos a Uruguay y Costa Rica que han logrado mantener futuros sociales en los que la mayor parte de la gente tiene oportunidades. Eso es posible. Si Finlandia lo hizo hace 40 años, América Latina, llena de recursos naturales, tiene que buscar políticas públicas inteligentes que pongan en primer lugar a la gente, tiene que exigir responsabilidad de las empresas privadas y educar. La educación es decisiva. Si no hay corrupción en los países nórdicos es porque una de las claves en la cultura educa que la corrupción es una lacra social y el corrupto es excluido de la sociedad. Desde ya eliminar la corrupción es un principio básico para todos. Hoy la Cepal está pidiendo que se implante la renta básica universal y es viable.

Gran parte de nuestro problema se debe a la educación. En muchos países de Latinoamérica los jóvenes se retiran de la educación media en un 60%, ¿Qué consecuencias tiene esto en el futuro?

Gravísimas. Se les llama con frecuencia a los Ninis, que ni estudian ni trabajan. Yo digo que es equivocado el concepto porque no estudian porque eso comenzó con la pobreza. Hay un 15% de la población infantil en América Latina que tiene que trabajar desde muy pequeños para agregar algo a esos hogares que viven en un 40% de pobreza. No tienen oportunidades para estudiar y por otra parte, la inversión en educación en AL no ha sido la prioridad que debería ser. En muchas escuelas no hay agua potable, no hay bebedores de agua, para señalar lo más elemental. Por otro lado, los chicos condenados a trabajar viven en pobreza y no completan secundaria. Ni el sector público o la empresa privada toman a personas que no completan el ciclo secundario en pleno siglo de estallamiento de la tecnología y quedan afuera y ahí existe el peligro de pandillerismo que se da en Panamá y de las maras en Centroamérica. Si no hacemos inversiones inteligentes que completen por lo menos el ciclo secundario, ahí están los grupos criminales tentándolos, quedan atrapados.

¿Qué estrategias debe adoptar un país para reducir el cinturón de trabajo informal y nutrir el formal?

Oportunidades para las pequeñas y medianas empresas que son las mayores creadoras de empleo. Eso significa muchas cosas: darles crédito, democratizar el acceso a crédito, estimular la creación de estas empresas y tratar de que los jóvenes que no completaron la secundaria lo completen. Hay programas especiales para eso. Ofrecer oportunidades de Pymes, a las mujeres, por supuesto. Los programas que he aconsejado a los gobiernos han ido muy bien porque sugerí que los subsidios sociales se les entreguen a las mujeres, a la madre, que hace uso óptimo del dinero y además se les dé la oportunidad de aprender oficios. Eso significa Pymes y resultados.

¿Tiene más fe en las mujeres que en los hombres?

Las mujeres tienen altruismo. El talmud dice que Dios debe velar por todos los seres humanos, pero como no podía estar en todas partes creó la madre. Es el liderazgo del altruismo y lo trasladan a todas las actividades.

========== ‘

Hasta hace unos años se enseñaba solamente a ganar dinero... Casi todas las universidades cambiaron su currículo, y ahora están enseñando ética a los empresarios'.
 

comments powered by Disqus
Publicidad

Multimedia

  • Videos
  • Fotos
Publicidad

Lotería

miércoles 01 de diciembre de 2021

  • 8060 1er Premio
  • CBCB Letras
  • 7 Serie
  • 7 Folio
  • 6731 2do Premio
  • 4420 3er Premio
Change privacy settings