Panamá

9 de enero de 1964

9 de enero de 1964

jueves 9 de enero de 2020 - 12:00 a.m.
Rommel Escarreola Palacios
redaccion@elsiglo.com.pa

I Parte

Un suceso inesperado cambió el curso de los estudiantes graduandos del Instituto Nacional y de la convivencia juvenil de los estudiantes de otros colegios. Era la una de la tarde cuando, –según palabras del Dr. Rimsky Sucre– al entrar al colegio, luego del receso de medio día, sus compañeros Villareal, Federico, Picota y entre otros, le informaron que, en la Zona del Canal, había problemas. Inmediatamente, estos comentarios recorrieron los pasillos y esa información confusa fue dilucidada: un soldado gringo había desconocido el acuerdo de izar la bandera nacional en Gamboa.

Ante esta situación, los estudiantes conversaron sobre la determinación del presidente Einsenhower, el 17 de septiembre de 1960, de que ambas banderas, la de los Estados Unidos y la de Panamá fuesen enarboladas en el triángulo Shaler. Los estudiantes recordaban también que Kennedy había expedido un comunicado de que la bandera panameña fuese izada de forma apropiada en la Zona del Canal. El diálogo entre los estudiantes proseguía con el fin de clarificar bien los hechos. Un suceso inesperado fue recogido de viva voz, desde el martes 7 de enero, aproximadamente a las 6 de la mañana, 25 estudiantes zoneitas rodearon el asta que se encontraba en la escuela de Balboa. En forma airada izaron solo la bandera de los Estados Unidos. Esta acción se escenificó frente a dos policías norteamericanos que vigilaban el área en cuestión.

La información recibida se concluía que las tensiones podían aumentar, y así sucedió. Los zonians empezaron a colocar sus banderas en los carros, edificios y comisariatos. Guillermo Guevara Paz, quien cursaba el IV año de Bachillerato en Letras en el Instituto Nacional, había estado recogiendo información en el área del colegio de Balboa. La provocación de los zonians continuó hasta el punto de que el Consejo Cívico del Pacífico, le exigió al gobernador Fleming que la bandera panameña no fuese izada en la Corte Distritorial y los colegios. Solo la bandera panameña fuese enarbolada en la Escuela Superior de Balboa, situación que en nada resolvía el problema. La actitud irresponsable del gobernador Fleming fue viajar a los Estados Unidos a ‘consultar la situación'. Era obvio que el gobernador sabía de la situación explosiva que se avecinaba y dejó la toma de decisiones al ejército.

Los estudiantes institutores se reúnen en los salones de clases y acuerdan respuestas de ser de carácter cívico. Toda acción fue consultada y conjuntamente con la Asociación Federada del Instituto Nacional y los distintos grupos cívicos y deportivos bajan las escalinatas y se dirigen a la Rectoría y le solicitan al rector Dídimo Ríos la bandera que se encontraba en custodia en esa oficina.

El rector Ríos le entrega la bandera que había sido utilizada durante la matanza de los estudiantes de 1958, y también en las jornadas de 1959. La salida de los institutores se produce por la puerta principal y la de la 4 de julio, hoy avenida de Los Mártires. Se compactan en un solo grupo en la calle y marchan hacia el colegio de Balboa. Delante de la marcha iba Eligio Carranza, quien porta el glorioso estandarte de la Asociación Federada, sosteniendo la bandera Cesar Villarreal G., al lado Luis Alberto Vergara, le sigue otro compañero, luego Inocencio García y el sexto es Alcibíades Picota. Se aprecia en la foto histórica al estudiante Napoleón De Bernard Sorto con el letrero PANAMÁ ES SOBERANA EN LA ZONA DEL CANAL. Pasan por el Hospital Gorgas y siguen a la casa del gobernador, cantan el Himno Nacional y llegan a la atalaya del edificio de la Administración del Canal. Bajan las escaleras y una comisión se dirige hacia el asta de bandera a cantar el Himno Nacional.

Un vaquero yanqui, perdón un policía gringo, saca una macana y rompe la bandera, y la multitud rodea a los estudiantes y los atacan. Los estudiantes retroceden con la bandera rasgada y llegan al grupo y se repliegan y suben las escalinatas. Los policías y zonias lo persiguen. A la altura del Hospital Gorgas, se escuchan los primeros disparos. Al llegar a la 4 de julio, la noticia se esparce por toda la ciudad. Llegan los buhoneros, intelectuales y los periodistas. Entre las 7 y 8 de la noche el ejército hace uso de armas pesadas como ametralladoras y tanques. Las calles adyacentes se nublaron de gases lacrimógenos y el respaldo de la prensa no se hizo esperar en un Editorial de La Estrella de Panamá, del 10 de enero escribió el editorialista: ‘Escribimos estas líneas bajo la dolorosa impresión que nos causa saber que ha sido derramada sangre panameña por defender los altos valores espirituales que nuestra bandera representa, y porque la incalificable actitud de las autoridades de la Zona del Canal ha venido de demostrando la absoluta ineficacia'.

La actitud irresponsable del gobernador Fleming fue viajar a los Estados Unidos a ‘consultar la situación'. Era obvio que el gobernador sabía de la situación explosiva que se avecinaba y dejó la toma de decisiones al ejército.
 

comments powered by Disqus
Publicidad

Multimedia

  • Videos
  • Fotos
Publicidad

Lotería

miércoles 21 de septiembre de 2022

  • 3639 1er Premio
  • CACC Letras
  • 14 Serie
  • 9 Folio
  • 4680 2do Premio
  • 0440 3er Premio
Change privacy settings