• martes 08 de mayo de 2018 - 12:00 AM

Defendamos la paridad electoral

La justificación del magistrado del Tribunal Electoral, Alfredo Juncá, para semejante exabrupto fue la de hacer respetar

Luego de ingentes esfuerzos y luchas por obtener la paridad electoral, las mujeres panameñas y, en especial, las de partidos políticos, vemos desvanecer esta conquista.

Y es que apenas un mes después de emitido el Decreto No 12 de 21 de marzo de 1918 que establece la obligatoriedad de los partidos políticos de postular a las mujeres a cargos de elección en alternancia con los hombres y en una relación de 50 y 50%, se expide otro, el Decreto No 19 de 26 de abril de 2018, que la elimina.

La justificación del magistrado del Tribunal Electoral, Alfredo Juncá, para semejante exabrupto fue la de hacer respetar ‘la libertad interna de los partidos políticos, instarlos a respetar la paridad sin imposición' (El Siglo, 3/5/18).

A lo largo de los años hemos constatado que el simple enunciado en la Constitución y la Ley, de la igualdad de sufragio y de postulación en cargos de elección hombre-mujer no basta para garantizar su cumplimiento. El peso de la tradición que nos asigna un rol estereotipado de subordinación al varón o nos circunscribe a la crianza de los hijos y al trabajo doméstico sigue incidiendo en los bajos niveles de participación política de la mujer.

Es por ello que se viene acudiendo en los diversos países, desde hace más de 50 años a lo que se conoce como acciones afirmativas, que serían mecanismos dirigidos a lograr realmente la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

En Panamá, una acción afirmativa fue la cuota electoral del 30% para las mujeres, introducida a través de la Ley 22 de 1997, reformada por la Ley No 60 de 2006. Sin embargo, esta medida estaba carente de efectividad pues estaba sujeta a la reglamentación interna de los partidos políticos, sin ninguna sanción aplicable en caso de incumplimiento.

En el 2012 se aprobó la paridad electoral, una medida afirmativa más justa y proporcional al hecho de ser las mujeres, la mitad de la población nacional y mundial, pero como otro enunciado declarativo. Es con el Decreto 12 de 21 de marzo de este año que se garantizó su cumplimiento efectivo.

Esperamos que los señores magistrados del Tribunal Electoral deroguen este Decreto 19 de 2018, tal como se comprometieron con el Foro de Mujeres de Partidos Políticos, ya que la democracia resulta un postulado vacío sin la participación efectiva de las mujeres.

Abogada y docente

Últimos Videos
comments powered by Disqus