• viernes 04 de octubre de 2019 - 12:00 AM

Certeza del castigo

Poder comprender qué es la corrupción y lo qué la causa, pasa por definir la naturaleza humana.

Poder comprender qué es la corrupción y lo qué la causa, pasa por definir la naturaleza humana. Según La Biblia, el mundo lo crea Dios en 7 días y luego reflexiona, que tanta maravilla tiene que ser para algo, por lo que crea al hombre a su imagen y semejanza.

Luego se da cuenta que faltaba algo, por lo que crea a la mujer, a partir de las costillas del hombre, produciéndose así, un estado de felicidad perfecta. Para mantener tal equilibrio, Dios puso una única regla; no comer la manzana prohibida. Imaginen todo el paraíso y la felicidad eterna a disposición de dos seres humanos compatibles. Pero según cuentan las sagradas escrituras, vino Eva y tentó a Adán y le metieron un mordisco a la manzana; el único fruto de todo el paraíso que no debían morder.

Después, vino todo lo demás. La molesta e incómoda menstruación, el dolor del parto, el sudor de la frente y la posibilidad de fecundar cada vez que se volvía a comer la manzana prohibida. Nótese, que en este texto no se habla todavía de la serpiente con patas que intrigó a Eva ni de lo bien que se comunicaron para embaucar al 'inocente' Adán. Con lo anteriormente expuesto, queda claro que el ser humano está diseñado para hacer lo incorrecto y lo prohibido, que solo en base a las reglas claras y a la certeza del castigo, es que se pudo convivir desde el inicio de la vida, hasta nuestros días. No será con esta justicia panameña ni con sus jueces y magistrados, que se solucione las ansias ni la lujuria por la corrupción. Tampoco será el fetiche y la obsesión de los moralistas acomplejados, el freno para una sociedad que ve correcto, pagar una coima para evitar una boleta de tránsito.

PERIODISTA

Últimos Videos
comments powered by Disqus