¿Querías mami?

Nora, la mamá de Genaro, respiró profundo antes de estrechar la mano de Rosabeth, la mujer que su hijo le presentaba como futura esposa....
  • miércoles 02 de octubre de 2013 - 12:00 AM

Nora, la mamá de Genaro, respiró profundo antes de estrechar la mano de Rosabeth, la mujer que su hijo le presentaba como futura esposa. Y mientras le estrechaba la mano pensaba: Esta tiene cara de lagarta y de acaparadora, tanto que me jodí yo trabajando para graduar a mi hijo de arquitecto y ahora resulta que casi una analfabeta va a disfrutar el producto de mi trabajo.

Pero no pudo evitar el matrimonio y pronto Rosabeth formó parte de su familia. Las diferencias surgieron en la fiesta del casamiento, la otra gente, como decía Nora, ofrecieron un brindis que a ella la hizo sentirse avergonzada frente a sus invitados. ‘Son pura chusma y funcionarios que por culpa de la política ahora tienen unos realitos de más cada mes y quieren aparentar, pero qué va, la clase no se hace, se nace con ella y punto’, dijo cuando alguien comentó que la consuegra cargaba un vestido fino. Tuvo que aguantarse el sufrimiento porque Genaro estaba lo que se dice sometido por el trasero fulminante de Rosabeth. ‘Es solo %#’&’, dijo Nora cuando un amigo de su hijo volteó a mirar a la muchacha que salía del baño entoallada. Y deslenguada como siempre agregó: Es su único atributo, porque tiene cara de caballo y modales de burra, además de que es floja y platera, le gusta la cabrona plata, pero no quiere trabajar.

El malestar de Nora llegó a su punto máximo cuando la pareja fue a visitarla, y mientras bebían una limonada con bastante ‘yelo’, tal como decía Rosabeth, esta no pudo aguantarse la emoción y le comentó a la suegra que pronto dejaría de andar en bus.

¿Cómo, carro tú?, preguntó Nora. Rosabeth tomó la palabra y con su habla gritada anunció que su marido le había comprado un carrazo. ¿Y eso a razón de qué?, dijo molesta la suegra.

La reacción de Nora sacó el mal carácter de la nuera, quien gritó con su mejor voz de raka: Bueno, él quería mami, quería %#’& seguro, que pague, que se pare como hombre a responder, eso no es gratis, eso cuesta, no joda.

Dos minutos duró Nora buscando las palabras para ubicar a la nuera, pero no las encontró, por lo que sacó la mano y le dio, desatando la furia de la más joven, que devolvía duplicado lo que recibía sin dejar de decir: Su hijo quería mami, quería cama caliente todas las noches, bueno, que responda. Genaro no pudo apartarlas y tuvo que venir un vecino. Entre los dos las separaron. Rabiosa porque el marido la haló para quitarle a la madre, Rosabeth sacó su insulto favorito, el hp, que repitió tres veces: ¿Querías mami?, coge hp, eso cuesta hp, esto vale hp.

Genaro se paró como macho y solo le dijo: Conmigo cualquier vaina, pero con ella no, así que vamos dejando esto por la buena y cada quien que agarre su esquina.

Rosabeth pateó e insultó, pero Genaro no cedió y le dijo que se olvidara del carro y de él.

Últimos Videos
comments powered by Disqus