Rescata la llama del amor

Generalmente, cuando se inicia una relación sentimental, la llama del amor se mantiene activa, pues el más mínimo acercamiento entre amb...
  • miércoles 04 de diciembre de 2013 - 12:00 AM

Generalmente, cuando se inicia una relación sentimental, la llama del amor se mantiene activa, pues el más mínimo acercamiento entre ambos anima las ansias de estar juntos.

La realidad que nada dura para siempre, así que en ocasiones y si no lo saben mantener latente, ese fuego se apaga.

Con el tiempo comienzan a aparecer los verdaderos retos para atacar los pequeños detalles que van deteriorando la relación, conflictos internos de cada persona pueden ser algunas de las variables que afectan el buen funcionamiento de la pareja; pero si existe amor, compromiso y entendimiento entre ambos, el camino para mantener el sentimiento al rojo vivo está asegurado.

Lo realmente importante es que uses tu propia lógica e imaginación para saber qué es lo que en tu caso particular te puede llevar al éxito final, recuerda que lo principal es la motivación, seducción y entrega con que hagas las cosas.

El apetito sexual hay que despertarlo, compartan juntos lo divertido que puede resultar usar juguetes sexuales, ver una película triple X y probar posiciones inusuales son herramientas básicas para iniciar.

También les puede ayudar cambiar de escenario a la hora de hacer el amor, es decir, olvídate de la cama y toma riesgos en distintos sitios de la casa: el baño, la cocina, la sala, etc. Si no pueden estar solos, aléjense y busquen un nidito de amor, la idea es variar de vez en cuando.

Otra fórmula es a través de los detalles, déjale una nota de amor, envíale un correo cariñoso, un mensaje de texto al celular o envíale una fotografía erótica al móvil, insinuándole lo que le espera al llegar a casa, eso hará que su imaginación vuele a mil y su deseo por verte se incremente.

Gestos como decirle lo bien que le queda ese pantalón, esa camisa, la corbata, el vestido, los zapatos, el maquillaje, el peinado. Si no se lo dices tú, alguien más se lo dirá en la calle.

Pregúntale con interés cómo estuvo su día, escucha sus problemas y dale tu opinión, no lo hagas sentir que lo que le sucede no tiene ninguna relevancia.

Últimos Videos