Publicidad

Panamá

La rebelión de las Esfinges

La rebelión de las Esfinges

miércoles 12 de enero de 2022 - 12:00 a.m.
Rommel Escarreola Palacios
redaccion@elsiglo.com.pa

9 de enero 2022

Los últimos sucesos acaecidos en el aula Máxima del Instituto Nacional donde cantantes, armas de fuego, y modelos trepadas en las mesas donde dictaron conferencia Méndez Pereira, Carlos Iván Zúñiga constituyen un acto de vergüenza.

No es necesario hacer una historia larga sobre el glorioso Nido de Águilas, sería un acto ocioso. Aclaro la vergüenza no recaerá sobre los panameños. Por el contrario será la lámina de plomo que cargara quien dio el permiso, y presto las llaves para transformar el sagrado templo del saber en una cantina.

Hace meses había recibido las fotos y videos, sin embargo por no ser institutor graduado consideré que les correspondería la tarea de la denuncia a la Rectoría del colegio, incluso a los egresados que realizaran la denuncia, entre ellos FRUPROIN, quienes hicieron reuniones para dilucidar como proceder. Se llegó a la redacción de notas a las instituciones de salvaguarda del colegio y todo culminó en una respuesta en un espantoso silenció cómplice. Ante esta situación inédita, antipatriótica, antinacionalista y lumpen. En comunicación con FRUPROIN, por la afinidad y alto respeto y admiración que les profeso. Y en con el honor y respeto a sus consecuentes acciones de todas las generaciones del Instituto Nacional, seguí guardando silencio y con un espíritu de malestar e impotencia me carcomía mi ser. No era posible que la inteligencia de las generaciones del Institores se convirtiera en un aquelare. Con danzas y canciones que no reflejan el espíritu de rectitud, patriotismo, hidalguía y honestidad del templo del saber.

Ante la llegada del aniversario del 9 de enero de 2022, recibí la noticia que por las condiciones de seguridad sanitaria se excluía cualquier posibilidad de actividad dentro del Aula Máxima y del recorrido hacia la llama eterna. Así, que me incorporé a los actos. Y para sorpresa recibí una llamada de la Rectora del Instituto Nacional gritándome porque yo estaba con esa gente. Esta gente son las generaciones del gloriosos Nido de águilas, y mostrando un furibundo odio, a toda actividad que se haga en honor a la rebelión de las Esfnges. Le insistí que moderara sus palabras o le iba cerrar el celular y ante tal inculta embestida se lo cerré.

Ahí, se encontraran los motivos de mi respuesta a la Rectora del Instituto Nacional y a su falta de respeto con mi persona. Solo me resta seguir protestando contra que insisten en acabar con el nacionalismo y el patriotismo de los Institutores.

Tal como lo expresó el Dr. Eusebio A. Morales de la siguiente manera: ‘Un país sin ideales, no es una nación, no es un estado, es un girón geográfico sin personalidad moral, cuyo destino es desaparecer y extinguirse para siempre. Cultivemos el sentimiento de la nacionalidad para que de él nazcan los ideales propios que sirvan de estrella polar.'

Hasta la Victoria Siempre.

‘Con el honor y respeto a sus consecuentes acciones de todas las generaciones del Instituto Nacional, seguí guardando silencio y con un espíritu de malestar e impotencia me carcomía mi ser..'
 


Te recomendamos ver

comments powered by Disqus
Publicidad
Últimos Videos
Publicidad

Lotería

miércoles 07 de febrero de 2024

  • 6937 1er Premio
  • CDDC Letras
  • 11 Serie
  • 10 Folio
  • 5939 2do Premio
  • 5229 3er Premio
Publicidad
Change privacy settings