Panamá

Nuestro cuerpo no esta hecho para comer tanta grasa

Nuestro cuerpo no esta hecho para comer tanta grasa

lunes 19 de noviembre de 2018 - 12:13 a.m.
Adelita Coriat
acoriat@laestrella.com.pa

Arnold Haermlees, especialista en alimentos brinda tips de cómo cuidarnos

ENTREVISTA

Dice el especialista del Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola que en Europa y Estados Unidos, los problemas de obesidad están a punto de colapsar el sistema de salud. Los costos de su tratamiento son altísimos. Lo que le preocupa, es que en Latinoamérica esta cifra esta subiendo como la espuma. Razón por la que alerta sobre una sana nutrición y aconseja cómo hacerlo.

¿Qué le puede sugerir a la gente con presupuesto limitado con poco acceso a una dieta balanceada, para equilibrar su alimentación?

Es parte de nuestro trabajo, buscar maneras de generar accesos para gente con pocos recursos, pero también tener acceso a productos naturales. No necesariamente orgánicos, sino que no sean sobre procesados, porque parte del problema de la nutrición y el sobre peso que esta ocurriendo en Latinoamérica es a consecuencia de productos sobre procesados y con pocos recursos también se puede comer bien. Hay que saber qué comprar y que no.

¿A qué se refiere con productos sobre procesados?

Es comida con mucha grasa, por ejemplo, una hamburguesa puede tener 50% de grasa. En este sentido puedes comerte la carne y tienes una buena nutrición y esto apoya a la salud.

En Panamá nos gusta mucho la fritura...

Es uno de los problemas, la manera en cómo preparamos los alimentos. También adicionamos mucho aceite que no necesitamos. Tenemos que buscar un balance y tratar de comer 3 veces al día con lácteos una vez por día, por ejemplo. Son costumbres que hay que incorporar. La gente tiende a no comer por la mañana y al medio día se sobre cargan, eso sí afecta la salud. El otro tema es que en las urbes la gente casi no se mueve. Se pueden hacer cosas muy simples que ayudan, subir las escaleras y no por ascensor, por ejemplo.

En Panamá hay porcentaje de obesidad alto, ¿qué lectura le da usted a la población como experto en el tema?

En Panamá hay una obesidad alta pero en comparación del promedio en Latinoamérica donde hay un 50% con sobre peso y 36% con obesidad, pero en Panamá hay un 20% de la población con obesidad. Están mejor que otros países. En parte por la genética aunque las poblaciones indígenas tienen problemas con el sobre peso. También puede ser que aquí se respeta más la comida, no como en otros países done la comida rápida es algo de todos los días. Pero hay que ver con cuidado esto, porque hemos visto que en Estados Unidos tomó 50 años a la población engordar, pero en Latinoamérica en 10 años se igualó a Estados Unidos en este aspecto. Es un proceso que puede ir muy rápido.

La publicidad de comida y las culturas en cada país, ¿cómo influyen en la nutrición de los pueblos?

Bueno, en México por ejemplo, hay que aprender a comer un taco, no dos ni tres (se ríe). Es cultura. Es una ironía terrible lo que tenemos en la región, porque por un lado tenemos 5 millones de niños con falta de comida y por el otro la obesidad a veces en la misma familia que están obesos. Es gente que migró a la ciudad, se adoptan culturas de dietas malos, y sí, la televisión juega un rol importante en esto. Si seguimos como estamos nos va a faltar comida en el mundo.

¿Qué tan efectivas son las políticas gubernamentales que han añadido impuestos a gaseosas y bebidas azucaradas?

No estoy seguro que ayuda a disminuir el consumo, pero por lo menos el gobierno va a tener un ingreso para poder atender los daños a la salud que causa el consumo de azúcar. Yo creo que cuando realmente queremos cambiar hay que empezar con educación, sensibilización desde muy joven de lo que significa comer sano y saber qué no es bueno para comer. Esto se implementa en los países nórdicos que han trabajado en esto por años y los niveles de sobre peso son mucho más bajos.

¿A qué atribuyen el sobre peso en la región?

Es un cambio de nutrición que se ve en todo el mundo. Antes la comida consistía mucho más en granos, frutas o en alimentos que no tenían los niveles de grasa que estamos comiendo en este momento. Nuestro cuerpo no está hecho para comer tanta grasa y tanta proteína, pero es un cambio que está pasando en todo el mundo. Nos preocupa mucho especialmente porque en el futuro causará un costo enorme en servicios de salud, Por tanto es algo que queremos agarrar desde adentro de nuestro programa. Inicia con concienciación, conocimiento, otras formas de preparar comida, no sobre procesar la comida, y tener algunas disciplinas de cómo se come a diario.

¿Una dieta?

No es una dieta sino un estilo de vida. Cuando quieres bajar de peso la dieta ayuda, pero es más cambiar tus hábitos, tu estilo de vida, caminar más, solo comer 3 veces al día sin comer en los intermedios. Se puede comer de todo, pero espaciado, limitado en cantidades y buscar el balance. Luego nos damos cuenta que no comemos fibra, frutas, verduras frescas, esa es una rutina que tenemos que incorporar en nuestra vida.

¿Qué tan buenos resultados han tenido los menús 'sanos' implementados en las escuelas?

Por ejemplo en Inglaterra y Holanda, donde se utiliza la escuela como punto de entrada han recibido resultados muy importantes para estas personas a futuro. Cuando tu puedes enseñar sobre una buena nutrición en las escuelas es un éxito. Hay países como Inglaterra donde en las escuelas se daba la peor comida que puedes imaginarte, pero por suerte eso está cambiando y se ven los resultados en los estudiantes que son adultos. También estamos muy cerca, a un colapso en Estados Unidos y Europa, del sistema de salud por los problemas de obesidad. En muchos países el costo de obesidad es mucho más alto que el costo de fumadores, casi que debemos de pensar en implementar un impuesto a los obesos para sufragar las enfermedades que más adelante requerirán tratamiento.


comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

domingo 16 de diciembre de 2018

  • 55222 1er Premio
  • DBAA Letras
  • 1 Serie
  • 9 Folio
  • 50555 2do Premio
  • 24009 3er Premio