Panamá

Mausoleo del padre Guembe, en la desidia

Mausoleo del padre Guembe, en la desidia
Olmedo Carrasquilla | El Siglo

El mausoleo durante los primeros años de construido, 1952.

Foto Próxima
domingo 13 de mayo de 2018 - 12:00 a.m.
Olmedo Carrasquilla
periodistas@laestrella.com.pa

Las autoridades eclesiásticas no han sabido valorar el significado tanto del sacerdote como de la infraestructura

SONÁ

Para el mausoleo del padre José Félix Guembe la situación es caótica, el mismo se ha convertido en una cueva de murciélagos con acumulación de guano, alimañas por doquier, y una fetidez insoportable que ha ahuyentado tanto a parroquianos como turistas.

Parece ser que las autoridades civiles y eclesiásticas no han sabido valorar en su justa dimensión el significado tanto del sacerdote, como de la antigua infraestructura a tal punto que se ha convertido en un monumento a la desidia.

¿Quién fue José Félix Guembe?

Natural de la población de Milagro, provincia de Navarra; de la arquidiócesis de Santiago de Cuba, es trasladado a Panamá, en 1936, donde se le asigna la parroquia de Soná, en Veraguas, allí encontró un pueblo cordial, cariñoso, al tiempo que los sonaeños descubrían en él, un dirigente espiritual de excepcionales cualidades y virtudes que le adornaron como hombre al servicio de Dios y los más necesitados espiritualmente.

Fue siempre humilde, modesto y sencillo, practicó la caridad a manos llenas, sin ruidos ni ostentaciones. Murió pobre, en la humildad, predicando siempre el evangelio.

En Soná se afirma que muchas personas recibieron su ayuda espiritual, sin que los mismos favorecidos supieran que había sido el padre Guembe, aún se comenta, que señoras del pueblo de escasos recursos económicos, a la hora de ir a pagar los recibos del agua o de luz, (ellas) carecían de esos pagos, elevando así plegarias al padre Guembe, para que les enviara la lotería y así cubrir gastos adquiridos, efectivamente el reverendo sacerdote les cumplía.

El padre Guembe fue siempre perseverante en sus proyectos, logró construir el nuevo Presbítero y también el Altar Mayor, los tres altares artísticos hechos de caoba reposan en la iglesia de San Isidro.

Dejó los planos para construir un nuevo altar mayor, en la iglesia San Isidro, al momento de iniciar la obra la muerte lo sorprende el 8 de octubre de 1947. Cinco años después, 1952 un grupo de parroquianos, proceden a exhumar el cadáver, los sepultureros observaron que el cuerpo estaba intacto, así mismo como lo habían enterrado. Desde ese momento, la noticia del milagro trascendió en toda la región, y fuera de nuestras fronteras, a tal magnitud que una larga e interminable romería, de feligreses, curiosos, y cristianos llegaban a Soná, a venerar y elevar oraciones al santo padre José Félix Guembe; se comenta por sonaeños de la época, que, por la urna de cristal, donde reposan los restos, durante los primeros años, lograron pasar más de veinticinco mil personas. Tan pronto se llegó a conocer que los restos del reverendo se habían conservado a través de los años, los fieles comenzaron a ver en el espíritu del sacerdote un amigo poderoso que podía ayudarles a conseguir la voluntad divina para resolver sus problemas y sacarlos del marasmo y angustia económica y espiritual, a tal punto que logró convertirse en un milagroso sacerdote, querido por la feligresía de la comunidad.

No puede ser, que hoy día, después de setenta y un años, de este acontecimiento, las autoridades, diputado, alcalde, representantes, la feligresía y fuerzas vivas de Soná, mantengan este monumento a la desidia, cuando, por el contrario, hoy día existe una Pastoral de Turismo, que promueve el turismo religioso, en aras de la venida del Santo Padre Francisco, a suelo patrio en 2019, a la Jornada Mundial de la Juventud. El mausoleo debiese estar disponible para recibir a miles de turistas, caminantes; se calcula que solo en Veraguas, pernoctarán 10 mil peregrinos, de esos, corresponde hospedar en Soná 1,500.

Autoridades, pueblo de Soná, es el único mausoleo existente en la provincia de Veraguas, ocasión propicia para brindar al peregrino, visitante, turista, un poquito de historia, del padre milagroso José Félix Guembe, natural de España.

HISTORIA

1947

Año en que falleció el sacerdote. Ocurrió un 8 de octubre.


comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
    Las más leídas de la semana
  • Fotos

Lotería

miércoles 12 de diciembre de 2018

  • 6152 1er Premio
  • DCCA Letras
  • 16 Serie
  • 8 Folio
  • 1812 2do Premio
  • 7402 3er Premio