Panamá

María, la mujer de los dos corazones

María, la mujer de los dos corazones
Iván Saldaña | El Siglo

Terminó los estudios en psicología durante los años más críticos.

Foto Próxima
lunes 19 de febrero de 2018 - 12:00 a.m.

Es la primera panameña que se atrevió a someterse a un trasplante de este tipo

MEDICINA

María Pitty se convirtió en la primera panameña en recibir un trasplante de corazón. Esto ocurrió el 11 de marzo de 2016.

María, quien reside en Dolega, provincia de Chiriquí, recibió a El Siglo en la Coordinación Provincial de la Caja de Seguro Social (CSS), donde compartió su experiencia antes y después de esta cirugía.

Su diagnóstico de cardiopatía dilatada, relacionada al embarazo, se verificó el 21 de marzo de 1999, cuando dio a luz a su hija menor que actualmente tiene 18 años.

Tras la cesárea para salvarle la vida a ella y a la bebé, trasladaron a María del Hospital Materno Infantil José Domingo de Obaldía, al Hospital Regional Rafael Hernández, donde se le detectó que su corazón había crecido cuatro veces más de lo normal.

Después de un tratamiento con pocos resultados, viajó a la capital donde le descubrieron un daño en la válvula mitral del corazón. La solución era una operación.

Con todos sus hijos pequeños, a sus 37 años, recibió el desalentardor diagnóstico. Aunque ella siguió adelante hasta que logró un dispositivo llamado ‘resincronizador' cardíaco que ayudó a mejorar el corazón hasta que le donaran el órgano que requería.

Las cosas iban caminando hasta que, en 2016, quedó involucrada en un accidente de tráfico y el dispositivo que llevaba en el corazón perdió tres electrodos de los cinco que tenía. Sufrió una recaída.

‘Se me recomienda hacerme el trasplante de corazón y dije que no porque aquí en Panamá no había esa opción y en Colombia y en Costa Rica solo lo hacían para nacionales. En Estados Unidos costaba un cuarto de millón de dólares, dinero que no tenía', narró la mujer.

En Estados Unidos, en 2014, a María se le consiguió un nuevo dispositivo y se le instaló como si fuera un corazón artificial que aumentaba el ritmo cardíaco.

El marco legal para realizar los trasplantes de corazón en Panamá se realizó apenas dos meses después y María era una paciente con un diagnóstico crítico: su corazón trabajaba a un 10% y temía que se le paralizara mientras dormía.

La mujer recuerda que, el 10 de marzo de 2016, recibió la llamada para viajar a Panamá y, a las 7 de la mañana del 11 de marzo, viajó en el avión presidencial.

A las ocho de la mañana del mismo día, ya estaba instalada en el Complejo Hospitalario de la Caja de Seguro Social y, posteriormente, fue trasladada al hospital Punta Pacífica, en el que a las 10:15 a.m. se le realizó la extracción del corazón al donante, al joven Miguel Hurtado.

En ocho minutos se hizo el traslado del nuevo corazón desde el Complejo Hospitalario de la CSS al Hospital Punta Pacífica. A la una de la tarde, se inició el proceso de extracción del corazón del donante y reinstalación del nuevo corazón que no demoró en volver palpitar en el cuerpo la beneficiaria.

María recuerda que a las 2 de la mañana del 12 de marzo despertó y se sintió más fuerte, aunque aún no podía caminar bien.

‘Pedí ir al baño y con ayuda pude caminar, no sentía nada, es algo inexplicable, por un lado pensar que alguien murió por ese corazón, pensé en su familia, pero al mismo tiempo pensé en mí y en mi familia', expresó.

El proceso de rehabilitación fue totalmente en la ciudad de Panamá. Caminaba normalmente, corría o hacia bicicleta. A los cuatro meses pidió a su equipo de médicos poder volver a trabajar porque se sentía bien, pero no fue hasta los ocho meses después del trasplante que entró a laborar a la CSS, donde trabaja actualmente.

Los sueños de esta chiricana, luego del trasplante, es llamar la atención de los panameños de la importancia de ‘ser solidarios con la donación de órganos'.

A futuro, cuando concluya su proceso de recuperación y seguimiento que es de dos años, espera poder estar cerca de los pacientes trasplantados y ser parte motivadora para los demás.

Recuerda que a pesar del sufrimiento nunca trató de demostrar a su familia que estaba mal, sino que en medio de todo trató de ser una motivación. ‘Maquillarme, arreglarme y sonreír siempre fue la clave', expuso.

Actualmente, María tiene títulos en administración de empresas, técnico en farmacia y licenciatura de psicología, está última que estudió en medio de su enfermedad.

Dos años después

A pocos meses de cumplir dos años de la cirugía, María recomienda luchar para salir adelante y lograr las metas.

Entre sus hazañas post operación están montar a caballo y bicicletas, actividades que antes le costaban realizar por su afectación en la salud de su corazón.

Dice que está sumamente agradecida con su equipo de médicos, ‘los únicos legalizados en Panamá', como los califica.

Los costos de una operación de este tipo en Panamá son un 10% de lo que sale en el extranjero. La CSS cubrió el 100% de los costos.

Además de María se ha operado al paciente Miguel Tejada y hay dos panameños en lista de espera de donantes.

COSTO

En Estados Unidos estas cirugías representan una inversión de 250 mil dólares.

10%

que representan 25 mil dólares es el costo aproximado de estos procedimientos Panamá, dice María.


comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos
    .

Lotería

domingo 23 de septiembre de 2018

  • 6254 1er Premio
  • BDAA Letras
  • 19 Serie
  • 3 Folio
  • 2492 2do Premio
  • 0782 3er Premio