Panamá

La invasión y la identidad panameña vista a través de su narrativa del Bicentenario

La invasión y la identidad panameña vista a través de su narrativa del Bicentenario

miércoles 5 de enero de 2022 - 12:00 a.m.
Rommel Escarreola Palacios
redaccion@elsiglo.com.pa

I Parte

Los hechos que se producen en la madrugada del 19 de diciembre de 1989, con la Invasión del ejército estadounidense a la ciudad de Panamá marcan un hito en el devenir histórico nacional, ya que genera una serie de reacciones que también inciden en la literatura panameña que cambia hacia su enfoque retórico hacia una narrativa testimonial de temática antiimperialistas.

Hay una lista extensa y valiosa de obras literarias como colección de poemarios, novelas, cuentos y obras de teatro con sus respectivos escritores como Enrique Chuez, José Franco, Mario Augusto Rodríguez, Moravia Ochoa, Bertalicia Peralta, Pedro Luis Prados, Moisés Pascual, Héctor Collado, Dayra Miranda, David Robinson, José Carr, Juan Gómez, Raúl Leis, Dimas Lidio Pitty, Ramón Oviero, Roberto Luzcando, Pedro Rivera, Víctor Manuel Rodríguez, Rey Barría, Félix Armando Quirós, Carlos Jiménez Varela, entre otros, que aportan la novela de la invasión en la última década del siglo XX.

La narrativa de estos escritores incluye el género cuento y novela que abarcan en sus inicios cinco libros desde el orden cronológico que muestran esta tendencia de temática de la invasión: Juan Garzón se va a la guerra?(1992), de Moravia Ochoa;?Las huellas de mis pasos?(1993), de Pedro Rivera; Los ultrajados?(1994), de Mario Augusto Rodríguez; Desde el otro lado del sueño?(2002), de Pedro Luis Prados;? Un milagro bastante raro?(2008), de Víctor Manuel Rodríguez. Los libros de cuentos de Rivera, Prados y Rodríguez ganaron el Concurso Nacional de Literatura "Ricardo Miró" y enfocan la condición humana desde los acontecimientos de la Invasión norteamericana desde una visión urbana con espacios localizados en el barrio El Chorrillo y San Felipe, como muestra para comprender la identidad panameña, las secuelas que dejó la invasión.

Los cuentos de Pedro Prado de su libro 'El otro lado del sueño' donde su relato Tras el lente de la espera, el primer cuento de la colección, Tito Suira, el protagonista, espera con su Remington 24 la invasión tendido en el fango con su cara embetunada de negro y carcomido por chitras y mosquitos. Esto contrasta con los recuerdos de su novia Carolina que labora como prostituta a la salida de la base militar de Howard donde se cita con soldados norteamericanos para ganar algún dinero. El discurso narrativo de este cuento adquiere un tono onírico o más bien de pesadilla, al recordar Tito la noche en que fue inadvertidamente a la casa de Carolina y la sorprendió en el sofá con Bill, un soldado gringo de pelo rubio y grandes ojos azules. Cuando Carolina le dice que sólo es un amigo y se lo quiere presentar, Tito actúa de forma despectiva ante la presencia de un invasor y le dice:: ‘¡Qué mierda me vas a presentar hijo de puta. (…) Esos cabrones lo que quieren es invadirnos y pasárselas a todas ustedes por los cojones!» (p.17).

En el desenlace de este cuento, Tito dispara con desenfrenado arrebato porque en medio del caos y la confusión de la invasión sólo distinguía en su pasmoso furor el cabello rubio y los ojos azules de Bill. En ‘su convicción de defender la patria fue cediendo a un odio visceral' (p.21). Los saltos temporales y la incorporación de la sinestesia en imágenes repetitivas le da un tono onírico al cuento porque parece más un amargo sueño que quisiera borrar de la memoria y es a la vez una forma de violencia interior, que entra en crisis por la presencia del invasor que viene a usurpar a Carolina. Este cuento muestra esa identidad nacional que entra en crisis con la invasión norteamericana, pero Prados le da un toque neoexistencial.

En el género novela cabe resaltar a Enrique Chuez con su primera novela sobre la Invasión: Operación Causa Justa, publicado en 1991 y cuyo ambiente es el barrio del El Chorrillo. En esta novela se describe de forma visceral de cómo la invasión sorprende a los chorrilleros. al igual que Pedro Rivera, Chuez hace que las acciones de sus personajes nos narren desde la vida cotidiana de un barrio popular víctima de la invasión y cómo la condición humana fue afectada de forma trágica.

Los mismo se advierte en la novela Las luciérnagas de la muerte?(1992) de José Franco, la visión de la invasión norteamericana con una trama donde el amor es el centro de todo. También en esta línea está el escritor Mario Augusto Rodríguez con su novela?Negra pesadilla roja?(1993) donde describe a sus personajes víctimas de la invasión. El título evoca ese fuego que arrasó todo el barrio del Chorrillo. Con esta novela, Rodríguez hace un aporte a la narrativa panameña desde unos cuentos de denuncia social hasta una novela que fustiga la lesión a la soberanía panameña con su secuela de víctimas inocentes. Todo este sufrimiento de los personajes de esta narrativa, nos recuerda los que del otro lado trepados en tanquetas y hummer aplaudieron el genocidio y la historia reclama su veredicto del cual no saldrán absueltos.

‘Los saltos temporales y la incorporación de la sinestesia en imágenes repetitivas le da un tono onírico al cuento porque parece más un amargo sueño que quisiera borrar de la memoria y es a la vez una forma de violencia interior, que entra en crisis'
 

comments powered by Disqus
Publicidad

Multimedia

  • Videos
  • Fotos
    Los
lugareños devotos se encargan de la confección de la alfombras
ofrecidas como un homenaje para el Corpus Christi
Publicidad

Lotería

domingo 26 de junio de 2022

  • 3665 1er Premio
  • BDCA Letras
  • 16 Serie
  • 7 Folio
  • 3985 2do Premio
  • 3639 3er Premio
Change privacy settings