Panamá

‘Ser indígena en tiempos del coronavirus'

‘Ser indígena en tiempos del coronavirus'
Archivo / El Siglo

Los pueblos indígenas no solo son vulnerables al coronavirus sino a lo que vendrá después.

domingo 5 de abril de 2020 - 12:00 a.m.
Manuel Fernández II

Ante el avance del virus en Latinoamérica, los sectores populares, los más vulnerables

La expansión de la pandemia a nivel mundial ha demostrado que el nuevo coronavirus o COVID-19 no hace distinción alguna de clases sociales, también ha mostrado que las formas de gobierno y la manera en que movemos la economía en el mundo sigue siendo cruel para los que menos tienen.

Ante este avance del coronavirus en Latinoamérica, los más vulnerables son los sectores populares, las comunidades rurales, afrodescendientes e indígenas. Éstos últimos representan casi el 10% de la población en una Latinoamérica donde, la Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (CEPAL) afirma que las condiciones de pobreza extrema han ido en aumento los últimos años sumando el año pasado seis millones de nuevos pobres a los 185 millones que 2018 había dejado, además, según la Organización de las Naciones Unidas (ONU), 3 de cada 10 personas en pobreza extrema son indígenas.

El panorama no mejora en suelos panameños, al igual que el resto de países del continente nuestros pueblos indígenas también sufren altos índices de desnutrición, moralidad infantil, enfermedades cardiovasculares y respiratorias.

El nuevo coronavirus es una amenaza latente y ante el panorama deplorable del sistema de salud que rige a nuestro país es importante la reflexión y aplicar medidas urgentes para evitar la propagación de este virus, ya que si el virus entra a las comunidades indígenas los resultados serían devastadores. Sin embargo, es necesario tener presente que las desventajas referente a las atenciones de salud en nuestras comarcas viene desde mucho antes y que las escasas o nulas instalaciones para la atención adecuada de la salud es ya un problema en sí.

Con el coronavirus surgen otras cuestiones paralelas que potencian amenazas a los pueblos indígenas, y debemos preguntarnos ¿Qué se puede llegar a canjear a cambio de ‘ayudas' para frenar la pandemia con los intereses transnacionales corporativos? ‘No hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo resista' dice el dicho, y es así, la pandemia tocará un punto máximo y verá su fin; sin embargo, las medidas ahora tomadas a nivel mundial generarán una problemática económica que a ciencia cierta no sabemos su alcance, pero es posible predecir que no será fácil sobrellevar. Es en este punto donde se debe poner claridad, los pueblos indígenas no solo son vulnerables al coronavirus sino a lo que vendrá después; sufriremos una depresión económica en la economía global y, esto, puede ser una excusa para que se arremeta más contra la naturaleza, los territorios indígenas y las áreas naturales protegidas donde viven y mantienen sus ancestralidades.

La pandemia y sus consecuencias son un problema presente; también resulta grave, la distracción mediática sobre la pandemia y que con ella se está dejando espacio para que denuncias ambientales y procesos extractivistas queden en el silencio.

Mientras el silencio y la calma obligatoria tocan nuestras puertas es urgente entender que la cuarentena debe convertirse en la oportunidad para pensar en modificar nuestro funcionamiento social y económico. Enfrentamos y vivimos un momento de incertidumbre y zozobra a razón de cómo avanza el coronavirus en nuestro entorno, pero debemos visualizar también que la mounstrocidad productiva y la asfixiante industria han parado, y con ello la madre tierra ha tomado un respiro que urgía desde hace décadas ante tanta contaminación generada por un sistema que pareciera querer devorar todo a su paso.

Más allá del miedo y la paranoia que nos rodean, las condiciones ambientales del planeta están siendo alteradas por el cambio climático, y en consecuencia el peligro para la humanidad va mucho más allá de posibles mutaciones de un virus presuntamente nuevo.

Nuestros modos de vida, consumo y producción están siendo modificados en el fondo de toda la realidad que nos toca enfrentar en este momento. Necesitamos volver a los saberes indígenas que sostienen que somos parte de un todo, y en ese todo no somos el centro sino una parte más; somos parte de un ciclo, por tanto debemos respetar a la madre tierra y toda expresión de vida que deambula sobre ella. Como llamado: Debemos luchar contra el coronavirus pero también, luchar por un reencuentro con la madre tierra y la ética en nuestros espacios de coexistencia. Quizá sea más simple y fácil entregarse al éxtasis apocalíptico que transpira el sistema capitalista, o explicar todo lo que sucede en medio de la crisis desde privilegios y desear el fin de los indeseables. Este es momento para masificar la solidaridad, desarrollar la empatía y comprender que somos seres bio-psico-sociales en quienes la interdependencia es necesaria para la existencia, una lección que obtendremos sin duda es que necesitamos fortalecer y revitalizar la colectividad de la que tanto nos ha alejado este sistema capitalista.

Sin embargo, a pesar del caos y las lecciones que pudieramos llegar a aprender, los pueblos indígenas siguen esperando la distribución de insumos, equipamiento y suministros médicos, no sólo a causa de la pandemia, sino por una realidad heredada desde la colonización española y que grita pidiendo se cumplan derechos fundamentales para cada indígena en nuestros suelos patrios. La realidad exige que todos demos giros de ciento ochenta grados en nuestras maneras de pensar y recordar que desde hace mucho los pueblos indígenas somos personas que hemos sufrido y seguimos sufriendo graves privaciones de nuestros derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales debido a una simple condición: la de ser indígenas.

Mientras el silencio y la calma obligatoria tocan nuestras puertas es urgente entender que la cuarentena debe convertirse en la oportunidad para pensar en modificar nuestro funcionamiento social y económico'
 
ACCIÓN

Atención

Debemos luchar contra el coronavirus pero también, luchar por un reencuentro con la madre tierra y la ética en nuestros espacios de coexistencia


comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

domingo 15 de marzo de 2020

  • 2431 1er Premio
  • DBBA Letras
  • 15 Serie
  • 2 Folio
  • 8005 2do Premio
  • 7137 3er Premio
Change privacy settings