Panamá

Una colonense que simplificó la forma de hacer el sabroso patacón

Una colonense que simplificó la forma de hacer el sabroso patacón
Albín García | El Siglo

Pataconera también hace canastas para patacones rellenos.

Foto Próxima
viernes 12 de mayo de 2017 - 12:02 a.m.
Judit Peña
jupena@elsiglo.com.pa

Tras 10 años de lucha Zobeida Garibaldi cumplió su sueño

INNOVACIÓN

A horrarse más de 10 minutos en el proceso de la preparación de unos ricos patacones ya es posible. Sí, así como lo lee, con una invención realizada por una panameña proveniente de Colón, usted podrá degustar el sabroso manjar en escasos tres minutos.

¿Cómo es esto posible? La pataconera eléctrica es la respuesta; un aparato que fríe y aplasta los plátanos hasta dejarlos con la consistencia perfecta para el consumo. También se pueden hacer canastitas para patacones rellenos.

Los minutos que usted perdía en freír, aplastar, sacar y volver a sofreír, se los podrá ahorrar con este innovador artefacto. Pues con esta máquina usted solo tendrá que pelar y cortar los plátanos y el resto del proceso lo hará la pataconera por sí sola.

La colonense Zobeida Garibaldi Ayarza, quien se desarrolló como vendedora comercial y tenía un restaurante con sabor costeño, donde vendía el tradicional pescado y arroz con coco, se percató de que los panameños preferían este producto del mar acompañado con patacones, por lo que tuvo que variar su menú.

Sin embargo, el tiempo y energía que gastaba en la preparación de los patacones le costaban más que preparar un arroz. Así que un día, a pesar de no ser ingeniera, ni poseer conocimientos científicos, empezó a pensar en una idea que pudiera hacerle el trabajo más fácil simplificando la preparación de los patacones.

‘Conversando con mis amigos y mi familia empezó a tomar forma la pataconera eléctrica', explicó. Detalló que este artefacto combina las bondades de una freidora con el proceso de aplastado de una pataconera manual.

La idea nació en 2004, pero no fue hasta 2007 que logró concretar lo que deseaba patentizar, por lo que se acercó a la Dirección General del Registro de la Propiedad Industrial (DIGERPI) del Ministerio de Comercio e Industrias para legalizar su producto y registrar la marca.

‘Temía que alguien más ya la hubiera inventado y, sin saber cuánto tiempo tardaría, tuve fe y esperé en Dios para obtener una respuesta positiva', destacó al recordar que tres años después, en 2010, recibió la patente de la DIGERPI.

Tropiezos

Pero la parte más difícil para un emprendedor estaba a punto de golpear en las narices a la colonense, que ya estaba atravesando momento difíciles, pues quedó sin trabajo ni ingresos económico de ningún tipo. Ahora debía ingeniárselas para conseguir que un inversionista se interesara en su proyecto.

Necesitaba dinero si quería diseñar un prototipo, por lo que con los pocos ahorros que tenía Zobeida viajó a Brasil, a Venezuela y hasta a China en busca de un inversionista interesado en financiar su invento.

Lástimosamente la mujer fracasó en sus tres intentos y volvió a Panamá para elaborar otra estrategia que le permitiera lograr su meta: ‘simplificar el proceso de hacer patacones y expandir la gastronomía panameña a nivel mundial'.

En esos años el apoyo de su esposo, Erick Robles Tejada, fue fundamental, pues ya había gastado todos sus ahorros y solo vivían de los ingresos que él generaba.

Luz al final del túnel

Se animó a participar en un concurso en la Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (AMPYME), las posibilidades de ganarlo eran de 399 a 1, pues otros innovadores también presentaron proyectos. En total se postularon más de 400.

Para fortuna de Zobeida salió favorecida junto con otros 36 proyectos más a los que se le otorgó un apoyo económico de siete mil dólares. El concurso fue auspiciado por la Embajada de China (Taiwán).

Con este fondo al fin podría hacer un prototipo de su invento y presentarlo nuevamente a los inversionistas.

Al igual que Zobeida, a través del programa de Servicio de Desarrollo Empresarial y Financiero de AMPYME se han beneficiado más de 20 mil emprendedores.

El prototipo de la pataconera fue elaborado con el apoyo de la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP) y con la ayuda del profesor Ricauter Garibaldi. ‘Ellos fueron parte medular en este invento', destacó la inventora colonense.

Nuevamente Zobeida viajó a China en busca de una fábrica que produjera en masa en producto y también que se interesara en invertir. Esta vez corrió con mejor suerte, pues una compañía acepta ser inversionista, pero la propuesta que recibió la emprendedora no era la esperada así que rechazó el apoyo.

Zobeida se acercó una vez más a AMPYME para que la ayudara a conseguir inversión a través del embajador de Israel en Panamá, Gil Artzyeli, quien logró concretar una reunión entre Garibaldi y el presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura Panamá-Israel, Ilan Schatz.

El empresario posteriormente se convertiría en el inversionista oficial de la pataconera eléctrica

Este artefacto, que es producido en China, estará en el mercado panameño a mediados de septiembre de este año y, según Zobeida, tendrá un precio de introducción aproximado de 80 dólares.

Adiós a freír y freír

El tedioso proceso de freír, sacar, aplastar y volver a freír es cosa del pasado porque con la pataconera eléctrica lo único que usted hará será pelar y cortar los plátanos y esperar a que sus patacones estén listos para comerlos.


comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
    Por jóvenes de escasos recursos creará fundación.
  • Fotos
    Delany Precilla.

Lotería

miércoles 18 de abril de 2018

  • 5471 1er Premio
  • DCAB Letras
  • 14 Serie
  • 9 Folio
  • 1282 2do Premio
  • 2921 3er Premio