Panamá

Belfon: ‘Se puede odiar o amar a Martinelli, pero no violar ley'

Belfon: ‘Se puede odiar o amar a Martinelli, pero no violar ley'
Archivo/ El Siglo

El expresidente estuvo preso un año en Panamá y un año en los Estados Unidos y se le declaró no culpable

Foto Próxima
domingo 12 de enero de 2020 - 12:13 a.m.
Pablo Castillo Miranda
pablo.castillo@elsiglo.com.pa

La nota enviada por un funcionario del Departamento de Estado no se tramitó vía Cancillería como dice la Ley.

‘Cualquier trámite que se haga para investigar al expresidente Ricardo Martinelli debe cumplir con el debido proceso, en primer lugar comunicar a la defensa del exmandatario sobre la intención de imputarle otros cargos', informó a El Siglo una fuente del Órgano Judicial.

Posteriormente, -continua la fuente- ‘solicitar por medio de la Cancillería panameña, toda la documentación para la nueva presunta imputación de cargos, sobre la suspensión o el levantamiento del principio de especialidad', recalcó la fuente judicial.

La misma fuente agrega que ‘El Derecho Penal' solo funciona con estricta legalidad en todo, por lo contrario podría declararse nula la actuación por vulnerar garantías fundamentales de la Constitución Política y las convenciones de los derechos humanos', puntualizó.

El tratado de 1904

El tratado de extradición de fugitivos firmado en 1904, por William Roosell, en nombre de los Estados Unidos y Tomás Arias por Panamá, tiene al menos 13 delitos por los cuales un ciudadano de cualquiera de los dos países puede ser extraditado a solicitud de una u otra de ambas partes.

De acuerdo con la exprocuradora General de la Nación, Ana Belfon, en el caso del expresidente Ricardo Martinelli, este no ha violado ninguno de los puntos mencionados en el proceso de extradición.

‘No se ha vulnerado nada, a lo que se refiere el tratado de extradición es en relación al período antes de la extradición, por ejemplo cuando una de las partes no está de acuerdo, se le dan 60 días para ponerse de acuerdo en la extradición y se deja libre al ciudadano, si en este período el sujeto de la extradición sale en ese período, ahí es cuando se aplica esta norma y no posterior a la extradición como se quiere hacer ver', informó Belfon.

Por otro lado, la abogada indicó que ‘Estados Unidos no ha dado ningún consentimiento, la nota enviada por un funcionario de ese país no es un consentimiento como se quiere hacer ver, porque esto no se maneja de funcionario a funcionario sino por los canales correctos'.

La exjefa del Ministerio Público, refirió que para hacer este tipo de trámites tiene que ser a solicitud del Ministerio de Relaciones Exteriores con su contraparte, en este caso el Departamento de Estado y, posteriormente, hacer las consultas pertinentes.

‘Se puede odiar o amar a Ricardo Martinelli, pero no se puede violar la norma, es bien sabido que lo trazado por un grupo de fiscales del Ministerio Público, es de carácter político que se convirtieron en delincuentes', contestó la jurista.

Por su parte, Sidney Sittón, del equipo de la defensa del expresidente Martinelli, reveló que dicha nota informal del asesor legal carece de valor por varios motivos.

En primer lugar, no se tramitó vía Cancillería como dice la ley y el reglamento de esa entidad (únicos autorizados). En segundo lugar, la procuradora no estaba autorizada a peticionar nada de forma directa, (ni el tratado ni el canje de notas se lo autorizan); en tercer lugar, no existe constancia de qué preguntó en esas conversaciones informales, dijo el abogado Sittón.

Agrega en cuarto punto que, ‘el asesor legal, contrario a la procuradora envía su opinión [no la del Departamento de Estado] a su sede diplomática, en cambio [la exprocuradora] Kenia Porcell la dirige saltando los trámites de ley', refuta el letrado.

‘Kenia Porcel se extralimitó en sus funciones y violó los derechos de Ricardo Martinelli al pretender vía opinión informal procesar a este por todo lo que a ella se le ocurra, lo que va en contra del derecho al contradictorio y el debido proceso legal y de lo sentenciado por el juez Edwin Torres y así comunicado a Panamá', concluyó el especialista en el Sistema Penal Acusatorio.

El artículo 8 del Tratado de Extradición de 1904, establece que la persona extraditada solo puede ser juzgada por los delitos por los que fue solicitada a Estados Unidos.

Edwin G. Torres, juez de La Florida, envió su fallo al secretario de Estado de los Estados Unidos, para que tomara la decisión de extraditar a Panamá al exmandatario Ricardo Martinelli. En una de sus fojas dejó claro que a Martinelli no se le podrá investigar por ningún otro caso que no sea por el que fue solicitada la extradición.

La fuente del Órgano Judicial, informó que ‘toda interpretación debe ser favorable al reo o indiciado (artículo 46 de la Constitución) y las convenciones de derechos humanos.

El 11 de octubre el juez de Garantías, Juan Castillo, rechazó la intención del MP de violar el principio de especialidad que data de 1904, en el caso Martinelli'
 
LA NOTA

Opinión

la Cancillería panameña, aclaró que no tramitó la nota del funcionario de USA.


comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
    Los ‘tomasitos' están de vuelta luego de 30 añosLos ‘tomasitos' están de vuelta luego de 30 años
  • Fotos

Lotería

miércoles 12 de febrero de 2020

  • 9118 1er Premio
  • DAAB Letras
  • 18 Serie
  • 14 Folio
  • 7100 2do Premio
  • 0634 3er Premio