Publicidad

Panamá

Ávila ha sufrido 4 atentados y no le teme a la muerte

Ávila ha sufrido 4 atentados y no le teme a la muerte
Fotografía El Siglo

En

lunes 14 de noviembre de 2022 - 12:00 a.m.
Leadimiro González C.
lgonzalez@elsiglo.com.pa

El dirigente comunitario de El Chorrillo recuerda que hace 14 años casi lo matan en Plaza Amador

Héctor Ávila está a punto de cumplir los 80 años. Confiesa que a esta edad ya no le teme a la muerte. Sufrió cuatro intentos de homicidio y sobrevivió. Ahora vive con más de 5 balazos en el cuerpo.

Si sus agresores hubieran planificado bien sus atentados, Héctor, seguramente, estuviera muerto hace mucho tiempo.

‘Pero no era mi día, estoy aquí', dice mientras le da gracias a Don Bosco, de quien es ferviente devoto, por haberle salvado la vida.

Héctor, en la actualidad, vive custodiado por un policía que lo sigue por todas partes, antes dos uniformados lo cuidaban, pero renunció a uno.

El pasado 4 de noviembre se cumplieron los 14 años del tercer atentado.

El primero ocurrió en 1994, cuando un pandillero le metió 5 balazos en el muslo.

El segundo ocurrió en calle 25 en 2006, cerca del cementerio cuando Ávila iba para su casa y un pandillero lo interceptó y le disparó con una 38. Una bala impactó el timón del auto.

El tercer intento de homicidio ocurrió el 14 de noviembre de 2008 cuando Ávila había ido a comprar una flauta de pan a una panadería cerca de Plaza Amador con un sobrino y otro niño.

A pesar que ya roza los 80 años, Héctor recuerda con claridad ese día.

Cuenta que siempre iba a esa panadería a comprar pan y esa mañana, cuando conducía su vehículo notó que una camioneta blanca se le pegó sospechosamente atrás y le pareció extraño. ‘Me quedé mirando y chequeando. Le dije a mi sobrino y al niño que se bajaran y fuera n a comprar el pan. Yo me dirigí al supermercado El Rey para comprar el queso. Estacioné mi auto frente al Rey y la camioneta también se parqueó, pero en la otra acera. Me di cuenta que los ocupantes del vehículo no bajaban y saqué mi 38, que tenía 35 años de portarla. No quise bajarme para cruzar la calle. Aparentemente la orden era que me disparan apenas cruzara la calle, pero yo no fui ningún babieco'.

Según Héctor, de repente vio que venía una moto y un tipo se subió y bajaron por una calle ubicada en Plaza Amador. Pensó que iban a matar a alguien. Vio que la moto pasó de largo y permaneció quieto dentro de su auto con el arma en la mano, por si las moscas.

‘Cuando de pronto vi que la moto venía hacia mi y me dije: ‘esto es para mi'. Me puse en guardia, me bajé y me escondí detrás de un poste. Ellos no se dieron de cuenta y comenzaron a tirar a mi auto pensando que yo estaba dentro. En ese momento ellos gritaban : ‘¡Ey, hay que matarlo!, pero ellos no sabían a dónde yo estaba. Había unos policías y cuando oyeron los disparos, dispararon y ellos se cayeron de la moto. Después detuvieron la camioneta, venían a tomar fotos de mi cadáver. Pero Héctor Avila estaba vivo y aquí estoy. Ese día no recibí ningún balazo, gracia a Dios', cuenta el entrevistado.

El cuarto atentado lo sufrió el 23 de mayo de 2009, cuando Ávila había salido a fumar un cigarrillo al portal de su apartamento ubicado en calle 26 de El Chorrillo y fue sorprendido por varios menores que le dispararon en cuatro ocasiones. Sufrió cuatro balazos. Dos hicieron blanco en su cuerpo, uno en el brazo derecho y otro en la mandíbula que lo mantuvo más de un mes hospitalizado.

¿De esos tres atentados que usted sobrevivió, qué secuela le dejó?

Bueno, esos ataques, ahora que estoy llegando a los 80 años, los tiros esos que no me lo pudieron sacar, allí tengo más de 5 balazos en mi cuerpo.

¿Qué fue lo primero que pasó por su mente cuando sufrió el último atentado?

Lo primero que pasó por mi mente que ya no iba a comer más, no pensé en dinero, no pensé en nada y solo que ya no iba a volver a comer más, que ya no iba a volver a ver más la oscuridad de la noche y no ver la claridad del día ni dormir ni hacer mis necesidades físicas.

Por qué han intentado matarlo cuatro veces.

Yo siempre fui un líder de El Chorrillo. Reiteradas veces denuncié los abusos y a los pandilleros que controlaban este sector, por eso se ensañaron contra mí. Nunca me ha gustado el abuso. Me molesta que estos ‘maliantitos', que no saben ni quien soy, tengan que atentar contra mi persona, pero gracias a Dios, estoy vivo.

Después de esos atentados usted recibió escolta personal

Eso fue gracias al periodista Rolando Rodríguez quien me entrevistó y le escribió a la Comisión de Derechos Humanos y esa organización presionó al gobierno de Martín Torrijos y por mandato de la ONU, yo iba a ser escoltado por la Policía Nacional.

No teme que vuelvan a atentar contra su vida?

No, porque yo no salgo de noche, voy rozando los 80 años, yo he suprimido esas salidas.

¿No le teme a la muerte?

Definitivamente que no, cuando me metieron los tres tiros , uno en la boca y caigo al piso, cuando el atacante me levanta y me pone la pistola 380 en la sien para vaciarme el plomo, me dije, mira la porquería que me va matar. Perdóname, Dios mío, estoy vivo.

Aparentemente la orden era que me disparan apenas cruzara la calle, pero yo no fui ningún babieco', dice Ávila recordando uno sus atentados
 


Te recomendamos ver

comments powered by Disqus
Publicidad
Últimos Videos
Publicidad

Lotería

miércoles 28 de febrero de 2024

  • 4187 1er Premio
  • ABDC Letras
  • 11 Serie
  • 7 Folio
  • 6778 2do Premio
  • 3360 3er Premio
Publicidad
Change privacy settings