Panamá

‘Un acuerdo nacional para cambiar la Constitución'

‘Un acuerdo nacional para cambiar la Constitución'

lunes 11 de febrero de 2019 - 12:13 a.m.
Adelita Coriat
acoriat@laestrella.com.pa

El abogado Ítalo Antinori propone un gran acuerdo nacional para consensuar los puntos que se van a cambiar

ENTREVISTA

El constitucionalista Ítalo Antinori propone un gran acuerdo nacional para consensuar los puntos que se van a cambiar de la Constitución. A su juicio, la Carta Magna que rige propicia la corrupción, y vaticina que ningún cambio de gobierno será suficiente para recomponer el país si no se reforma la constitución.

¿Usted aceptaría ser el coordinador de la Constituyente?

Mire, yo soy un ciudadano panameño, hijo de Tolé, me preparé, tengo mi licenciatura en derecho de la Universidad de Panamá a mucha honra, tengo un doctorado en derecho constitucional por la Universidad Complutense de Madrid, me preparé para servir al país, es la pasión de mi vida. Si me llaman yo serviría a la patria porque para eso me preparé.

En caso de que se convoque a una Constituyente por el artículo 314, ¿solamente se puede hacer por la Asamblea Paralela?

Sí. Depende de lo que diga la papeleta. Si es que se aprueba.

¿Estuvo bien la iniciativa del Ejecutivo en convocar a una quinta papeleta en las próximas elecciones de mayo?

Muy tarde, eso debió haber sido una iniciativa de hace un año. Lo advertimos en mayo de 2018, que preparaba la quinta papeleta pero no para elegir constituyentes como planteó el presidente de manera desafortunada. Lo que tenía que hacerse en una quinta papeleta con tiempo para que el Tribunal Electoral pudiera imprimir la papeleta y organizar el proceso de consulta al pueblo de si quería o no una Asamblea Constituyente que dictara una nueva constitución al país, pero no ahora. Me temo que no va haber suficiente tiempo para organizar el tema. Aparte de eso la Asamblea tiene que aprobar la iniciativa porque solamente puede hacerse por medio de una ley.

¿Qué pasa si la Asamblea no lo aprueba?

No pasa nada, no puede haber una papeleta adicional.

¿Cómo quedan quienes bregan por una nueva Constitución?

Seguiremos teniendo esa sed y ansias de las reformas profundas del Estado, de establecer una serie de instituciones que no existen como un tribunal constitucional, por citar algunas, que pueda decidir los amparos de garantías constitucionales, de acciones de inconstitucionalidad y las advertencias de inconstitucionalidad al margen de la Corte porque ahora mismo ellos deciden los amparos de sus subalternos. Ahí hay evidentemente una tendencia a proteger a los subalternos. Hay que buscar un organismo independiente que sea el que ejerce el control de la constitucionalidad.

¿Si hipotéticamente se aprobara una Ley para la papeleta le queda al gobierno entrante convocar a las elecciones de los constituyentes?

Así, es. Siempre y cuando la ley lo diga.

¿Qué riesgos hay de que estos constituyentes se elijan por clientelismo?

Por eso es que hay que plantear un gran acuerdo nacional. Una Constituyente se convoca con un acuerdo nacional previo con todas las fuerzas vivas de un país. Así se hizo en España después de la muerte de Franco, el 20 de noviembre de 1975, se empieza a dar las condiciones para un pacto entre las fuerzas vivas de España, todos los grupos políticos se pusieron de acuerdo para entrar a una reforma profunda del Estado y del sistema político. Panamá lo necesita urgentemente pero no hay que tenerle miedo a una Constituyente organizada, hay que decidir previamente en ese acuerdo nacional: cuál va a ser la circunscripción electoral donde se van a elegir a los constituyentes, si son las provincias, circuitos, todo el país, cuál va a ser el método de presentación de las candidaturas, no solo si son independientes o partidos políticos, sino si la lista va a ser cerrada y bloqueada o cerrada y desbloqueada. Es decir, si el partido va a poner todos los candidatos sin que nadie pueda tachar o hacer el voto selectivo. Tiene también que decidirse cuál va a ser la forma de escrutinio, dónde se va a instalar esa Asamblea.

¿Quién debe decidir todo lo anterior?

Un gran acuerdo nacional.

¿No es el Tribunal Electoral?

Si aplica el 314 de la Constituyente paralela dice que uno de sus párrafos que el TE tendrá que organizar los aspectos. Se le estaría dando demasiado poder a tres magistrados para decidir estas cosas. Porque incluso tiene que decidirse también cuál es el término que va a tener esa constituyente, tiene que decidirse si a esa constituyente se le va a presentar un proyecto de reformas constitucionales o no. En 1945, se le presentó a la Constituyente de esa época un proyecto que elaboraron los doctores Ricardo J. Alfaro, Eduardo Chiari y José Dolores Moscote. Sobre la base de ese proyecto la Asamblea Constituyente discutió y aprobó la constitución de ese año.

¿Ese acuerdo nacional pudiera hacerse en la mesa de concertación nacional?

No necesariamente. Es bueno, pero no necesariamente

¿Quién haría la convocatoria a este gran acuerdo?

Un presidente que esté interesado en reformar el Estado. Mire Guillermo Endara, en 2003, nos comisionó como coordinador y encargado para la constituyente bajo la promesa de que si salía electo convocaría a la constituyente. Era un compromiso para el cambio del país. Era para organizar junto con otros sectores, porque no lo iba a hacer yo solo, para convocar una constituyente, reformar el Estado, no aguantamos más. Usted cree que es justo que la democracia es una democracia del dinero? Y que solamente quien tenga dinero puede ser parlamentario sin importar cómo lo haya obtenido? En otros países existe la aristocracia del talento, el espíritu cívico, no necesariamente el que tiene dinero puede ser diputado, el sistema hay que reformarlo. También hay que reformar que un presidente no sea una especie de rey sin ser rey, porque hay un predominio del Ejecutivo sobre los demás órganos del Estado.


comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

miércoles 13 de febrero de 2019

  • 4488 1er Premio
  • BCDC Letras
  • 1 Serie
  • 13 Folio
  • 7293 2do Premio
  • 8530 3er Premio