Panamá

Las actas de independencia del 10 y 28 de noviembre

Las actas de independencia del 10 y 28 de noviembre

miércoles 13 de noviembre de 2019 - 12:00 a.m.
Rommel Escarreola Palacios
redaccion@elsiglo.com.pa

La Villa de Los Santos y la ciudad de Panamá I Parte

La intensión de hoy es presentar comentarios de dos actas de independencia. Hago un reconocimiento al historiador Ernesto Nicolau, quien encontró en los archivos de Colombia el acta original de La Villa de Los Santos. Enmendando así el error de celebrar ese acontecimiento el 13 de noviembre resultado de la tradición oral. Nicolau se empeñó en realizar estudios sobre historia. El gobierno de Colombia le otorgó la orden de Boyacá, en grado de comendador y en La Villa de Los Santos recibió la Medalla de Oro.

A partir de las investigaciones de los miembros de la Academia de la Historia de Panamá, se empezaron hacer los primeros aportes importantes sobre nuestra independencia. Es así, como la historia empieza a cobrar vigencia entre los académicos con el tono de una historia narrativa.

He de comentar que el acta en sí, tiene el mérito de establecer una VILLA LIBRE CIUDAD, acto revolucionario para el momento decisivo. Inicia el acta donde Julián Chávez, en ese instante, se designa alcalde constitucional. El tenor del acta se basa en el principio de ‘separarse de la dominación española, por motivos que eran bastante públicos y que son más opresores, cuanto que no pierden un momento de subyugar cada día más la libertad del hombre'. Más adelante el acta establece principios que nos ligan a Colombia tal como: ‘deseosos de vivir bajo un sistema republicano, que siguen toda Colombia'. Aparecen en el acta el principio ‘REPUBLICANO' con ello, abrigaban los santeños la separación de poderes, pero los condicionaron al concebir su revolución con base en la unidad de Colombia.

En puntual convicción, reflexionan sobre el peligro que representa el Coronel José de Fábrega, cuyo ‘fin de sujetar este paso emplearía' todo medio, incluso, la represión para detener la revolución. Los insurgentes señalan que existen hombres, pero les falta ‘provisiones bélicas'. En condiciones de desventajas, pero sobrado heroísmo nombran comandante de Armas a Segundo de Villarreal con el grado de coronel. Con la excepción que tal que ‘esta gracia sería aprobada por el excelentísimo señor presidente de la República de Colombia'. Al suscribir ese planteamiento, los santeños cedieron una posición fundamental que, para el momento de lucha, requería una acción inmediata por el inminente ataque del coronel Fábrega. Al suscribir el acta al igual se hizo el llamado al ayuntamiento de Veraguas, Alanje y Natá. Como puede apreciarse no fue un simple llamado, sino una invocación urgente para cerrar filas y construir un frente común de fuerza contra la posible represión española. En especial al ayuntamiento de Santiago de Veraguas que era el bastión más del latifundio dirigido por los terratenientes quienes no coincidían en el proyecto libertador. El acta fue firmada por Julián Chávez, José Antonio Moreno, José María De Los Ríos, José Antonio Salado, Salvador Del Castillo, José Catalino Ruiz, Manuel José Hernández y el secretario Pedro Hernández.

El acta de independencia de la ciudad de Panamá

Cabe aquí tomar en cuenta, que el acta de Panamá fue aprobada 18 días de la santeña. Al suscribir el acta de independencia de la ciudad de Panamá. Fue el resultado del consenso de las corporaciones civiles, militares y eclesiásticas. La primera declaración es que Panamá se separa del imperio español y el segundo artículo establece que las provincias del Istmo pertenecen al Estado de la República de Colombia. El artículo tercero deja en libertad a los soldados españoles que desean volver a su patria. Establece el acta que el coronel José de Fábrega anterior jefe del ejército español seguirá en sus funciones. Al escoger los artículos más sensibles, señalamos el noveno (9) que establece que Panamá por medio de sus representantes, ‘formará los reglamentos convenientes para su gobierno interior'. No cabe duda que este es el más importante debido a que Panamá sería el responsable para su organización interna en que se incluye sus finanzas. Este sería el artículo de la discordia con Colombia debido a que nos fue imposible, según este articulado, cumplirlo a cabalidad.

La emoción y el impulso de reformas económicas con nuestra unión Colombia fue el fantasma de la ilusión, ya que Panamá quedó recluido a una intendencia militar y las ganancias económicas extraídas de la explotación de la vía que unía los dos océanos o las esperadas ganancias de pesos de la explotación de nuestra zona de tránsito no entraban a las arcas municipales. Lo anterior fue sin duda el motivo económico que resquebrajó la anhelada unidad donde las libertades económicas se convirtieron en frustración hambre y pobreza. La figura de Simón Bolívar fue languideciendo por la conspiración y lucha de liberales y conservadores. No es de extrañar que el primer firmante del acta sea el militar José de Fábrega, conspirador acérrimo de la obra del Dr. Justo Arosemena y dueño del uno de los latifundios más grandes de esa época.

El tenor del acta se basa en el principio de ‘separarse de la dominación española, por motivos que eran bastante públicos y que son más opresores, cuanto que no pierden un momento de subyugar cada día más la libertad del hombre'.
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
    Panameños exigen bonos en diferentes puntos del país.
  • Fotos

Lotería

domingo 15 de marzo de 2020

  • 2431 1er Premio
  • DBBA Letras
  • 15 Serie
  • 2 Folio
  • 8005 2do Premio
  • 7137 3er Premio