Opinión

Sobre la ley Emma

Sobre la ley Emma

martes 22 de septiembre de 2020 - 12:00 a.m.
Anayansi Turner
anayansiturner@gmail.com

Y es que en un momento difícil en que los panameños afrontamos la lucha por la sobrevivencia al virus

De mucha preocupación resulta la  reciente aprobación de la Ley No 159 de 31 de diciembre de 2020, que crea un régimen especial para el establecimiento de empresas multinacionales dedicadas a la manufactura, mejor conocida como Ley EMMA, la cual entrará a regir el próximo 1º de diciembre.

Y es que en un momento difícil en que los panameños afrontamos la lucha por la sobrevivencia al virus y de crisis laboral profunda, las gobernantes autorizan la operación de empresas extranjeras, con incentivos de todo tipo, más allá de los incentivos contenidos en otras leyes (Ley 1ª de 1986, SEM, Zonas Francas), a diferencia de las exigencias a empresas locales. 

Los beneficios fiscales abarcarían la aplicación del 5% en impuesto sobre la renta; la exención de los impuestos complementario y de importación de  insumos; así como también la exoneración de impuesto sobre la renta, cuotas de seguro social y seguro educativo a los salarios del personal extranjero de estas empresas.

Los beneficios migratorios consisten fundamentalmente en el otorgamiento de visas al personal permanente (por 5 años con opción a residencia permanente), al personal temporal  (por 2 años) y a los dependientes de los anteriores.

Los beneficios laborales tienen que ver con 3 aspectos: 1) la posibilidad de contratar personal extranjero; 2) con el otorgamiento de permisos de trabajo;  y 3) con los recargos por horas extras y trabajo en día de descanso. 

Se puede contratar mano de obra extranjera “de confianza” para posiciones de “gerentes de niveles altos y medios” y de “nivel operativo de entrenamiento”, enmarcándose dentro de la excepción del artículo 17 del Código de Trabajo relativa a empresas que surten efecto en el extranjero, de manera que no se le aplica límite legal con respecto a la mano de obra nacional, aunque en algún artículo se dice muy eufemísticamente: “El Ejecutivo podrá reglamentar el porcentaje de trabajadores nacionales que deberá tener la empresa”.

A los dependientes del personal EMMA extranjero se les permite trabajar en cualquier parte del territorio nacional.

Mientras que a todos los trabajadores contratados (incluyendo panameños) se le aplica un recargo único de 25% por horas extras y por trabajar el día de descanso semanal (el cual podrá ser otro día que no sea domingo), muy por debajo de lo que establece el Código de Trabajo para el resto de los trabajadores.

Abogada y docente universitaria


comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

domingo 29 de marzo de 2020

  • 2875 1er Premio
  • DAAD Letras
  • 10 Serie
  • 14 Folio
  • 7928 2do Premio
  • 9039 3er Premio
Change privacy settings