Opinión

El pueblo sufre y el gobierno y el PRD se burlan

El pueblo sufre y el gobierno y el PRD se burlan
Roberto Barrios

jueves 2 de julio de 2020 - 1:05 p.m.
Ruth Ordeñana
redaccion@elsiglo.com.pa

Este gobierno nos quiso meter el mayor gol de la historia con la intención de comprar ventiladores a casi 50 mil dólares cuando no pasan de seis mil

Diana Morán, premio nacional Ricardo Miró, entre sus profundos poemas, nos traslada a la historia y nos devuelve a la realidad retándonos para que hagamos Patria. Hoy, Panamá vive el cinismo, la indiferencia, irresponsabilidad, falta de transparencia, incapacidad en el buen uso de los recursos y represión por parte del Gobierno. 

Quiero dirigirme al estudiante; a esos soñadores. Ellos, entre sus “camisas blancas y corbatas azules” están dejando ir la Patria ante la falta de civismo. Parte del pueblo pasa hambre; la Asamblea aprobó un proyecto de moratoria, pero el Ejecutivo lo vetó. El presidente convocó a sesiones extraordinarias y los diputados aprobaron el documento en tercer debate con modificaciones.  El proyecto espera la sanción del presidente Laurentino Cortizo para que sea Ley de la República.

Fue notable la coordinación del PRD para nunca considerar el ajuste igualitario a la canasta básica del “Bono Solidario”. Fueron pocos los diputados que sí abogaron por las necesidades del pueblo. Doy buen uso de las redes sociales y me conecté desde Facebook. Observé las tardanzas en iniciar las sesiones extraordinarias. Es una falta de respeto de quienes son ´padres de la Patria´. Es importante destacar la falta de sustento de banqueros y funcionarios quienes más que explicar quedaron en ridículo. Esto ocurrió en la comisión de Economía y Finanzas de la Asamblea Nacional.

Destaco al diputado Juan Diego Vázquez. Arrinconó a un viceministro que parecía defender más a los empresarios bancarios que a los intereses del pueblo. También, las interrogantes de la diputada Zulay Rodríguez. Ella puso el dedo en la llaga ante la falta de compasión de la clase empresarial financiera. Desde hace varios años observo la pasividad de mi juventud. Frente a esa masa rebelde se han dado casos escandalosos que ameritan una reacción, pero me preocupa la inercia de esos jóvenes quienes son la reserva patriótica.

Los días pasan sin ver los frutos de nuestros huertos. Pareciera que la mentira, el saqueo, el tráfico de drogas, la compra de insumos médicos a precios exagerados, ya son comportamientos comunes y aceptados. ¡Juventud, divino tesoro, es hora de despertar; mañana te tocará ser padre de familia y tienes que proteger el patrimonio que le vas a legar a tus hijos! ¿Dónde están esos valores enseñados en casa, en la escuela, colegio y en la universidad?

Este gobierno nos quiso meter el mayor gol de la historia con la intención de comprar ventiladores a casi 50 mil dólares cuando no pasan de seis mil. Al pensar que esa acción criminal no sería superada, nos desayunamos con la reunión de la bancada del Partido Revolucionario Democrático en el restaurante Jimmy´s. Lo hicieron de sus forros porque como dijo el rey Luis XIV en la Francia antigua, “El Estado soy yo”. Y no solo fueron diputados, también estaban ministros y altos dirigentes de ese partido. Creo que la sanción impuesta es muy pequeña.

Juventud, hay que informarse; debatir en las clases virtuales; en reuniones familiares y con amigos. Utilicemos la tecnología para señalar que no vamos a tolerar la indolencia y las malas decisiones. Resultó refrescante observar la reacción de un grupo de ciudadanos que salió a defender los intereses de la Patria.

Juventud y pueblo panameño no seamos críticos sin sentido. Para alzar la voz debemos hacerlo con altura, con la información exacta. ¡Juventud, cambia el chip; haz patria! Agita tu sangre; evita ser partícipe de negocios turbios. Seamos parte de la solución y defendamos los derechos y cumplamos con nuestros deberes, los cuales están plasmados en la Constitución.

Panamá gime, como en aquellos tiempos del 9 de enero. En esa época se mancilló la Patria, pero la juventud salió, dio la cara y puso el pecho. Si comparamos los escenarios, pareciera que estamos viviendo iguales momentos, solo que los agresores no son de afuera. Es una lástima que un grupito de los hijos de este bello terruño destruya a su madre Patria. Pareciera que son mal nacidos; que llegaron a este mundo sin conocer las normas mínimas del decoro, la ética y la moral. Debemos combatir la amnesia.  En 1964 los estudiantes reclamaron la presencia de nuestra bandera; gracias a ellos recuperamos el Canal. Hagamos historia. Los jóvenes tenemos el deber y el derecho de exigirle al Gobierno rendiciones de cuentas, plan de reactivación económica y lo más importante, no recortar el presupuesto a nuestra Universidad.


comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

domingo 15 de marzo de 2020

  • 2431 1er Premio
  • DBBA Letras
  • 15 Serie
  • 2 Folio
  • 8005 2do Premio
  • 7137 3er Premio