Opinión

De presidente a presidiario

De presidente a presidiario
Archivo

Victoriano Rodríguez S.

jueves 14 de junio de 2018 - 12:00 a.m.
Victoriano Rodríguez S.
diostesalvepanama@yahoo.com

Mi caso es específico: tres enfermedades crónicas y cáncer. Informe de la Caja de Seguro Social incorporado a mi expediente laboral

En audiencia del 11 de junio, a Ricardo Martinelli, ex presidente de Panamá, sus abogados procuraron argumentar violación de sus derechos humanos, anunciando una serie de dolencias y/o enfermedades, mismas que en su gobierno jamás respetaron a otros.

Mi caso es específico: tres enfermedades crónicas y cáncer. Informe de la Caja de Seguro Social incorporado a mi expediente laboral. Además beneficiario de la Ley 42 de 1999, Ley 59 de 2005 y otras, sin embargo, en el año 2010, fui destituido ilegalmente -declarado así por la Corte Suprema de Justicia-, después de haber sido acosado laboralmente por meses.

Quién pide respeto a sus derechos permitió que sus lugartenientes abusaran del poder, rodeados de algunos abogados que confunden la gimnasia con la magnesia y el derecho con el recto, aplicando la ley a voluntad.

El karma existe, no causa felicidad la situación del señor Martinelli, pero este pueblo debe recordar cómo se incrementó la deuda panameña y quienes, en su gobierno, entraron limpios y se hicieron millonarios, así como quienes entraron millonarios y llegaron a ser multimillonarios. ¿Qué de los prófugos?

Nuestro país, está por catapultarse como el más corrupto de América, gracias a gobiernos de empresarios millonarios o corruptos y de personas que traicionan sus propias raíces.

Valga aquel pregón popular de que ‘un pueblo que elige corruptos no es víctima, es cómplice' y desdichadamente en eso se convierten los votantes cada cinco años. Cómplices de la corrupción rampante de hijos abortados de esta Patria boba.

Nada pasará al señor Martinelli, porque vivimos en un país donde las pruebas se desaparecen, por magia. Los archivos se queman solos, ya hasta sin corto circuito, se inundan las oficinas, por filtraciones pluviales inexistentes, en fin 100% corrupción, cero justicia.

Si a esta situación sumamos una población sumisa, que deja todo a que el Creador lo solucione, en poco tiempo no sólo tendremos un país destruido por la ignorancia, miseria, hambre, desnutrición, falta de salud y educación, seremos esclavos de los corruptos. Dios te salve, Panamá.

Economista, educador, humanista.


comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

sábado 23 de junio de 2018

  • 6242 1er Premio
  • ABBB Letras
  • 24 Serie
  • 15 Folio
  • 6276 2do Premio
  • 1050 3er Premio