Opinión

¡Si no nos ponemos serios…!

¡Si no nos ponemos serios…!
Archivo

Jorge Zuñiga Sánchez.

martes 17 de abril de 2018 - 12:00 a.m.
Jorge Zúñiga Sánchez
zuniga.js@gmail.com

Serían signos evidentes de esa seriedad, el cumplir con los compromisos que nos obligan a pagar impuestos

Como no es cuento eso de que la ‘calle está dura', todas nuestras preocupaciones son de sobra justificadas. Hoy sólo se habla de crímenes, desastres naturales y corruptelas, lo que hace remoto aquellos tiempos en que derrochábamos el optimismo a manos llenas en tiempos pasados. Las cosas van de mal en peor, y con todo y eso, preferimos tomar las cosas a la ligera.

Serían signos evidentes de esa seriedad, el cumplir con los compromisos que nos obligan a pagar impuestos, a cultivar valores cívicos, a respetar a nuestros adultos y en respeto a sus añejos esfuerzos, a participar a consciencia, en las grandes empresas patrióticas.

Nuestra indiferencia, no desterrará a los malos políticos, ni sensibilizará al que lucra con el sudor ajeno, ni tampoco cesará la destrucción del medio ambiente. Por el contrario, temo que nos llevará a ser malos padres, pésimos ciudadanos, y resignados ex propietarios, de un país promisorio.

El poderoso está equivocado al creer que si esto empeora, la onda expansiva no tocará a sus puertas. La mezcla en dosis exageradas de la irresponsabilidad ‘de quien todo le falta junto con la indolencia de quien todo le sobra', hará estallido social, cual poderoso coctel molotov.

Lo que menos aporta a las soluciones, son las ideas y miopías extremistas. De nada vale ondear la bandera de la verdad, si ella por su tardía aparición, perderá su eficacia constructiva. Si en lugar de compartir angustias y penurias, dispusiéramos buscar los correctivos del caso, de seguro que el país retomaría su rumbo histórico, hacia el puerto llamado ‘prosperidad'.

Cada cambio que damos debe llenarnos de alegría. Andar con la cara ‘amarrada' no revela carácter. Así que no hay contradicción en poseer un espíritu ‘fiestero', y asumir la vida con disciplina y responsabilidad.

Sobran los que creen que duele menos aceptar con resignación, la idea de que todo seguirá igual. Lo peligroso de esto, es que mientras nos asfixiamos en el derrotismo, el poderoso duplica esfuerzos por convertirnos en meros observadores de sus falsas soluciones, pues a toda costa lo que menos desea es que la ciudadanía asuma posturas responsables. Abogado

De nada vale ondear la bandera de la verdad, si ella por su tardía aparición, perderá su eficacia constructiva.
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
    Sebastián Piñera: “El Canal ampliado es una obra maestra de la ingeniería”.
  • Fotos

Lotería

domingo 22 de julio de 2018

  • 9033 1er Premio
  • DADB Letras
  • 12 Serie
  • 12 Folio
  • 8375 2do Premio
  • 8150 3er Premio