Opinión

Los partidos políticos (1)

Los partidos políticos (1)

Olimpo A. Sáez M.

domingo 10 de junio de 2018 - 12:00 a.m.
Olimpo A. Sáez M.
olimpo.saez@gmail.com

Las viejas generaciones no recuerdan tanta corrupción juntas, como lo vivido en estas últimas administraciones

Quienes hemos militando en un partido político, lleno de ideales y de grandes sueños para los panameños, en estos momentos nos embarga una gran frustración, al ver a los partidos políticos convertidos en una patente comercial, con el cual se negocia todo y con los cuales terminan acuartelándose un grupo de personas que persiguen sus propios intereses personales o de grupos económicos, sin importarles, la responsabilidad y el patriotismo que debe emanar de los dirigentes de los partidos políticos.

Esta conducta que hemos venido rechazando desde hace tiempo, se ha agravado en los últimos años, con los graves casos de corrupción de Odebrecht y otras empresas, que han empapado a todo el tejido social y político de la República y que sigue salpicando un día y otro día también a políticos y a empresarios de todos los colores partidarios.

Las viejas generaciones no recuerdan tanta corrupción juntas, como lo vivido en estas últimas administraciones sin que se conozcan los castigos a estos políticos y empresarios coimeros y coimiados. Así se hizo realidad lo que decía un expresidente preso en Miami en su campaña electoral: ‘llegan pobres y salen millonarios', que luego se convirtió en su Gobierno: ‘llegan ricos y salen millonarios y multimillonarios', han llevado a jóvenes y adultos a repudiar la vida partidaria, la militancia política, los discursos políticos y a no tener fe y esperanza en los políticos de ayer y menos los de hoy.

Ese divorcio de la militancia política partidaria en una democracia que exige a los partidos políticos a ser los intermediarios entre los soberanos y los gobernantes, es la falencia, es la deuda de los partidos políticos con los electores o votantes y esa deuda se paga con la indiferencia, con la abstención de grandes bolsones de ciudadanos cansados de votar, cansados de promesas y que se burlen de sus votos soberanos.

Ese divorcio, esa indiferencia ciudadana, es el anuncio de una bomba de tiempo, si no se recupera la credibilidad en el discurso y en los hechos, para resolver los problemas nacionales y populares que nos aquejan.

Exembajador de Panamá en Nicaragua y Brasil

==170==========

Las viejas generaciones no recuerdan tanta corrupción juntas, como lo vivido en estas últimas administraciones


comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

miércoles 20 de junio de 2018

  • 7019 1er Premio
  • DDCB Letras
  • 3 Serie
  • 8 Folio
  • 2206 2do Premio
  • 7503 3er Premio