Opinión

Oscar Romero, santo

Oscar Romero, santo
Archivo

Rafael Candanedo .

jueves 8 de marzo de 2018 - 12:00 a.m.
Rafael Candanedo
rafaelcandanedo@gmail.com

El asesinato inspiró a Blades en su canción

Ese balazo mortal contra monseñor Oscar Romero me aturdió. Fue el 24 de marzo de 1980, cuando él tenía 62 años de edad. Solo por libros sabía de tanta salvajada humana. Ocurrió en mis inicios como periodista.

A monseñor Romero lo veo como un héroe contemporáneo, no solo referente religioso, sino también un modelo ético y valeroso. He deplorado, también, los desaires que se le han hecho, desde la propia Iglesia Católica, en la que era arzobispo, por tres años, en San Salvador.

He recibido, con alegría, la información que, al fin, la Iglesia, a través de su máximo prelado, papa Francisco, lo declarará santo, y lo formalizará, se estima, a inicios del próximo año, en el viaje del pontífice a tierra americana para asistir a la JMJ, que se celebrará en ciudad de Panamá.

Fue espantoso cómo, mientras oficiaba misa un domingo, en una capilla de las afueras de la capital salvadoreña un tirador segó esa vida, que clamaba por la paz en ese agitado país, con una población de millones y con un territorio mucho más pequeño que el de Panamá.

Autores materiales e intelectuales del asesinato eran parte de grupos paramilitares de extrema derecha, formados por militares y policías que vestían de civiles.

El arzobispo encarnaba la voz más fuerte por la pacificación, con denuncias por la frecuente violación de los derechos humanos, en una nación que estaba enfrentada en bandos, en medio de una guerra civil no declarada, y atizada por las potencias que protagonizaban la llamada Guerra Fría, que empezó a ceder con la desmembración de la Unión Soviética, a principios del decenio de los noventa.

El asesinato inspiró a Blades en su canción El padre Antonio y su monaguillo Andrés, de la colección Buscando América (1984).

Años más tarde moriría, también en la capital salvadoreña, el sacerdote jesuita español Ignacio Ellakuría, a manos de militares, junto a otros miembros de la Compañía de Jesús que denunciaban la violación de derechos humanos.

Periodista, filólogo, profesor

El asesinato (de Oscar Romero) inspiró a Blades en su canción El padre Antonio y su monaguillo Andrés
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
    Las más leídas de la semana
  • Fotos

Lotería

miércoles 12 de diciembre de 2018

  • 6152 1er Premio
  • DCCA Letras
  • 16 Serie
  • 8 Folio
  • 1812 2do Premio
  • 7402 3er Premio