Opinión

No me olviden

No me olviden

jueves 30 de julio de 2020 - 12:00 a.m.
Rafael Candanedo
rafaelcandanedo@gmail.com

Pienso en todas las familias desgarradas y en sufrimiento por la muerte de sus familiares por esta enfermedad tan terrible

Pienso en todas las familias desgarradas y en sufrimiento por la muerte de sus familiares por esta enfermedad tan terrible. Que nos marca.

No puedo desconectarme del sentir de esa nena de 10 años, cuyo padre fue uno de los primeros caídos, y que tres meses después no sabe de la suerte de su padre, que se contagió de la covid-19 en sus funciones de servidor público.

Nos morimos cuando nos olvidan, decía Sartre. Y no es olvido ni siquiera poder ir a despedir a un familiar o amigo el día de su despedida para siempre.

Vi por redes sociales cuando dos bultos, forrados de autoprotección blanca, y que imaginé terrícolas, tiraban tierra mojada sobre el féretro de un querido amigo, en un cementerio, y dos personas, que uno podía intuir que sí lo eran, testimoniaban alrededor el hecho.

Ni puede uno volcar su dolor en estas circunstancias, inimaginables antes de diciembre pasado.

Filósofo, ensayista, escritor y activista, Sartre se preguntó; ‘pero la muerte que me herirá, ¿será mi muerte?'.

Para Sartre, fallecer no da sentido a la vida. Le resta cualquier significación, por el contrario. Traduce ruptura, quiebre, caída al vacío. Con la muerte, el hombre perdía su libertad y se quedaba sin posibilidades de realizarse.

‘La muerte es la continuación de mi vida sin mí', ponderó.

Tantos sueños rotos, tantas ilusiones perdidas por una pandemia tan extraña, que arranca vidas y sueños, y deja en la postración y en el temor a otros congéneres.

La muerte nos deja huellas de muerte en nuestras almas. Quien se marchó contra su voluntad quisiera vernos bien, con un semblante, nuestro mejor vestido, saludables y creativos.

Depende de cada uno de nosotros mantener con vida al difunto. Recordarlo con amor, apuntilla Samuel Pinzón, sicoanalista, profesor de Psicología Clínica.

‘Recordar todo lo bueno que vivimos con esta persona y agradecerlo a la vida. Sus familiares y amigos necesitamos la motivación para seguir vivos y hasta seguir los sueños de quien se fue', expresa.

Mucha gente encuentra consuelo en la religión. Escribir sobre la vida de cada uno, su epopeya personal y sus utopías. Pintar. Revisar sus fotos y hacer álbumes digitales o impresos.

PERIODISTA, FILÓLOGO, PROFESOR


comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

domingo 15 de marzo de 2020

  • 2431 1er Premio
  • DBBA Letras
  • 15 Serie
  • 2 Folio
  • 8005 2do Premio
  • 7137 3er Premio