Opinión

Liderazgo y empoderamiento de la mujer

Liderazgo y empoderamiento de la mujer
Archivo

Lorena González Ortega.

jueves 14 de junio de 2018 - 12:00 a.m.
Lorena González Ortega
Iniciativa.paridad@gmail.com

Mujeres empoderadas y líderes pueden ser amas de casa y esposas que asumen por voluntad propia roles domésticos 

Liderazgo es la actividad de influenciar a la gente para que se empeñe voluntariamente en el logro de los objetivos del grupo. El empoderamiento se refiere al proceso mediante el cual tanto hombres como mujeres asumen el control sobre sus vidas: establecen sus propias agendas, adquieren habilidades, aumentando su autoestima, solucionando problemas y desarrollando la autogestión. Es un proceso y un resultado.

Mujeres empoderadas y líderes pueden ser amas de casa y esposas que asumen por voluntad propia roles domésticos o familiares, pueden ser empresarias, docentes, profesionales, estudiantes y/o políticas. La mujer no se adhiere, se compromete. Su liderazgo distintivo tiene muchas arenas en que luchar para permear hacia la sociedad. La solidaridad femenina obliga a cerrar filas: si eres líder, ayuda a otras; si no lo eres, empieza ahora. Si queremos crear economía más fuertes, lograr los objetivos de desarrollo y sostenibilidad convenidos internacionalmente y mejorar la calidad de vida de las mujeres, las familias y las comunidades, es fundamental empoderar a las mujeres para que participen plenamente en la vida económica, social, política y en todos los sectores.

Las mujeres tenemos talentos naturales, capacidades y recursos que desarrollamos mejor que nuestra contraparte masculina y que constituyen herramientas de crecimiento personal, aportación social y desarrollo económico. Sin embargo, todavía existen diversos factores que deben ser potenciados, cultivados y fortalecidos a fin de que asumamos un mayor protagonismo en los diversos aspectos en los que hemos conquistado espacios, acceso equitativo y oportunidades. Lo primero es liberarse de muchas cargas psicológicas, afectivas, sociales y personales que se le han adjudicado históricamente a la mujer, entre ellas la distribución de roles, las funciones, esquemas, prejuicios y hasta las limitantes que se les imponen. La mujer empoderada asume una función social, desde la que sea su arena de trabajo, debe contagiar a otras de su necesidad para mejorar, expandir su estado de afirmación, crear comunidades de cambio positivo e impulsar la cultura de la equidad, así como, mantener la constancia y la disciplina, no rendirse, no claudicar y sacar lo mejor de sí misma. El dominio de sí misma es clave tanto para empoderarse como para influir en otras. Cada mujer empoderada y líder hace una contribución de dignidad, de autoafirmación; es un acto de justicia postergada, no gratuito.

Presidenta de Iniciativa por la Paridad


comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos
    .

Lotería

domingo 23 de septiembre de 2018

  • 6254 1er Premio
  • BDAA Letras
  • 19 Serie
  • 3 Folio
  • 2492 2do Premio
  • 0782 3er Premio