Opinión

Bandera blanca en Coiba

Bandera blanca en Coiba

viernes 14 de febrero de 2020 - 12:00 a.m.
Jorge Gamboa Arosemena
jgamboarosemena@gmail.com

El 9 de febrero nos abandonó Roberto Arosemena Jaén, doctor en filosofía, sicólogo industrial, abogado, historiador, político. En una palabra ciud...

El 9 de febrero nos abandonó Roberto Arosemena Jaén, doctor en filosofía, sicólogo industrial, abogado, historiador, político. En una palabra ciudadano pleno. Autor de varios libros y artículos de periódicos, testimoniales y políticos.

Conocí al Dr. Arosemena en 1982 cuando me incorporé al Partido Nacionalista Popular (PNP) en el que fungía como Secretario General. Fue su representante en la Comisión de Reformas a la Constitución hasta que se evidenció que Rubén Darío Paredes, preparando su camino a ser dictador desde la presidencia (ya lo era desde el Cuartel Central), se toma las reformas, engatusando a varios partidos de la oposición. Roberto y varios del PNP denunciamos eso y salimos del partido en los inicios de 1983.

Luego continuamos la lucha contra la dictadura integrando el Partido Acción Popular(PAPO) en el que permanentemente se orientaba al pueblo sobre la lucha civilista con activismo en la calle y con el programa La Voz del PAPO que se transmitía por Radio Mundial.

En junio de 1987, cuando Roberto Díaz Herrera, al salir de carrera para llegar a dictador, comienza a dar testimonio sobre los crímines conocidos, pero sin testigo de cargo, se produce un estallido popular que aspira a derrotar la dictadura. Tiempo después es apresado, el Dr. Arosemena, en las oficinas del PAPO llevándolo al Penal de Coiba que es donde se produce lo descrito en el título de este escrito: bajando de la bacha que llevaba un nutrido grupo de civilistas a Coiba, en un acto de valor y civismo saca su pañuelo blanco y lo enarbola, lo que era un acto de reafirmación civilista en la temible isla. Eso le valió confinamiento en una celda donde solo alternaba con un prisionero común con alias de Bocabich. Pasó varios días hasta que lo regresan a la capital y le dan libertad, la que nunca debió perder.

Su sepelio reunió a familiares y amigos que lo apreciábamos por sus dotes de luchador nacionalista por la justicia, por la democracia.

Lamentamos que un faro de orientación, en esta sociedad confundida, haya pasado al más allá sin que muchos lo conocieran y otros que lo conocieron tenían otros nortes que sus pensamientos no les interesaba porque estaban por inmediatismos tradicionales.

Termino diciendo que la patria perdió un patriota, un hombre justo, un demócrata, un civilista…

ODONTÓLOGO


comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
    Los ‘tomasitos' están de vuelta luego de 30 añosLos ‘tomasitos' están de vuelta luego de 30 años
  • Fotos

Lotería

miércoles 12 de febrero de 2020

  • 9118 1er Premio
  • DAAB Letras
  • 18 Serie
  • 14 Folio
  • 7100 2do Premio
  • 0634 3er Premio