Opinión

La abogacía y la tesis de grado

La abogacía y la tesis de grado

martes 13 de agosto de 2019 - 12:00 a.m.
Jorge Zúñiga Sánchez
zuniga.js@gmail.com

La abogacía es una profesión, que no perderá su añejo talante clasista, a pesar del compromiso ‘justiciero' 

En pleno apogeo del gobierno militar, inicié mis estudios en la Universidad de Panamá, sin saber que para un joven de vocación democrática, estudiar derecho bajo semejantes circunstancias resultaba desafiante y paradójico.

La abogacía es una profesión, que no perderá su añejo talante clasista, a pesar del compromiso ‘justiciero' que sigue inspirando a muchos jóvenes. Esa lucha por el ‘cambio social' sigue fascinando al estudiante en sus primeros años, pero al final de la carrera, muchos dejaban esa quimera, seducidos por el éxito prometido por el sistema. A primera vista, con miles de abogados graduados se podría pensar que la democracia panameña se ve defendida con ese ejército de leales defensores de la ley. Pero, como esto no es cierto, es obligante preguntarse: ¿Por qué el estudio del derecho sigue acaparando la simpatía de los universitarios?

No caeremos en juzgar ‘a priori' la calidad de los noveles abogados, y mucho menos la de sus profesores. Lo más próximo a una crítica formal, es que la formación de nuestros abogados privilegia hoy las habilidades del litigante, y margina la formación científica propia del jurista.

De un tiempo para acá, nuestras escuelas de derecho, reemplazaron la tesis de grado, y en su lugar ofrecieron otras ‘opciones', sin equivalencia alguna al trabajo de investigación. Resulta ventajosa porque su elaboración está sometida las técnicas de investigación, que afinan habilidades como la lectura, la escritura y la oralidad, y dotan al postulante de un aceptable dominio teórico sobre un tema jurídico, que a fin de cuentas será su fuerte en la profesión.

No proponemos crear un filtro que trunque las aspiraciones del estudiante, pero sí importa recuperar ese anhelo por ser ‘jurista', que las generaciones anteriores nos esforzábamos en alcanzar. Sería ventajoso convertir la tesis en el escalón más difícil de la carrera, porque al final aumentaríamos la bibliografía jurídica nacional y la calidad de nuestros abogados.

Al ritmo que vamos, a corto tiempo, veremos reducidas las posibilidades laborales de muchos jóvenes abogados. Y si nuestras universidades ocupan lugares ‘sotaneros' en el ‘ranking' universitario mundial, ¿cuán competitivos serían sus egresados?

ABOGADO


comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

sábado 30 de noviembre de 2019

  • 0025 1er Premio
  • BCDD Letras
  • 20 Serie
  • 11 Folio
  • 0232 2do Premio
  • 0117 3er Premio