Espectáculos

Las Sincronías de la memoria' de Genaro Villalaz

Las Sincronías de la memoria' de Genaro Villalaz
Cortesía

jueves 15 de octubre de 2020 - 12:00 a.m.

Con este poemario, el escritor se alza, por segunda vez, con el primer lugar de los premios IPEL

Ganar un premio literario no se logra por arte de magia. Detrás de estos galardones hay meses de trabajo en solitario, de escrituras y relecturas. De todo esto y de sus proyectos en mesa nos habla Genaro Villalaz.

¿Es la primera vez que ganas un primer lugar en el concurso del Ipel?

La primera vez que gané el primer lugar del IPEL en poesía fue en el año 2016, pero he participado en diferentes versiones ocupando el segundo lugar en 2009, 2015 y 2019, y en otras el tercer lugar.

Es bueno mencionar que la calidad del concurso en participantes, jurados y organización ha crecido con los años superando incluso, la visibilidad e interés que otras instituciones han puesto en otros concursos literarios.

Este concurso es un ejemplo del nivel que se le debe dar a las artes.

¿De qué trata la obra, en cuánto tiempo estuvo lista?

La obra se titula ‘Sincronías de la memoria' y expone las inquietudes y vicisitudes de los trabajadores, sean obreros, empleados privados o públicos, independientes u otros que enfrentan diversos retos a través del desempeño laboral y que son el motor del desarrollo económico del país.

Es una reflexión sobre el concepto y la importancia del trabajo, la historia de los retos laborales y todas las situaciones que encarna lidiar con las empresas que apuntan al lucro sin poner atención en el elemento más importante que es el ser humano.

Por otro lado, este trabajo se elaboró en 4 meses y luego hubo un periodo de revisión y relecturas para irlo puliendo.

Cómo ha cambiado el confinamiento por el virus tu forma de trabajar la literatura?

Tengo una rutina de escribir 3 o 4 días a la semana. El confinamiento permitió una mayor concentración y enfoque en el texto poético, aunque tengo la costumbre de trabajar en varios textos poéticos a la vez. En estos meses asistí todos los días a laborar en mi puesto en la Alcaldía de Panamá, lo que me mantuvo activo y me permitió seguir en contacto con artistas y situaciones culturales que exigieron la mejor creatividad posible ante la realidad.

¿Cuál es la mejor hora para dedicarse a la poesía?

No hay una hora específica que sea la adecuada, depende de la inspiración y las ganas, aunque para destacar en este difícil arte existe lo que se llama el oficio, leer y escribir si es posible todos los días. Para mí el poeta se hace, aunque haya nacido con una veta de inspiración que si no la desarrolla con la humildad que se requiere puede perderse en el tiempo. Esa capacidad inherente a cada persona, porque todos nacemos con eso, también se desarrolla dependiendo de las decisiones que se asuman desde muy joven y las condiciones y medio ambiente que te rodea. Siempre será más fácil haber convivido en un hogar que te haya inculcado el valor e importancia del arte en la formación del individuo.

POR LAS OBRAS QUE SE INSCRIBEN EN LOS CONCURSOS, HAY MÁS POETAS QUE CUENTISTAS Y NOVELISTAS, ¿A QUÉ SE DEBE ESTA INCLINACIÓN?

Desde los primeros años de nuestra vida nos inculcan el amor, ya sea por la televisión, la escuela, familia u otras situaciones que observamos alrededor, el cual se representa de diferentes maneras por la poesía, que a pesar del valor de la novela y el cuento, en mi opinión es el género más difícil.

Todos sentimos que podemos escribir poesía, de una manera u otra, y eso nos hace más propensos a atrevernos a participar en concursos literarios donde los trabajos poéticos triplican a otros concursos de novelas y cuentos.

El valor y la dificultad de la poesía estriba en la complejidad de contar una historia por medio de metáforas y otras técnicas poéticas lo que dificulta lograr un producto poético que sea evaluado positivamente por los diferentes jurados de los concursos.

¿Hay mercado para nuevos libros de poesía?

Paradójicamente el género menos leído es la poesía en la actualidad que ante la presencia del verso libre, lleno de metáforas y figuras poéticas diversas, exige mucho más del lector que otros géneros.

Los lectores se inclinan más hacia la novela y dejan muchas veces en los anaqueles buenos poemarios de autores panameños. Ante el reto, se hace necesario apostar a la lectura comprensiva porque muchos leemos pero no entendemos la profundidad de muchos de los textos.

Esta limitación afecta a muchos futuros profesionales que no alcanzan a disfrutar al máximo lo que deja en nuestras manos el escritor. Hay que realizar un mayor esfuerzo, no solo enseñar letras y palabras y luego, leer textos. Hay que aprender a analizar los contenidos y a sacarle el mayor provecho posible a la lectura.

El premio nobel de literatura de este año recae en una poeta norteamericana, Louise Glück, dándole a la poesía el sitial que se merece.

¿Cuál es el mejor libro de poesía que has leído

Es una contestación difícil porque hay diferentes libros de autores panameños que destacan, por ejemplo, Pedro Rivera con el libro ‘Para hacer el amor con la ventana abierta', Consuelo Thomas con ‘El cuarto edén', Héctor Collado con ‘En casa de la madre', Moravia Ochoa con ‘Ganas de estar un poco vivos' y la poesía de Manuel Orestes Nieto con sus libros ‘Dar la cara', ‘El mar de los sargazos', ‘Panamá en la memoria de los mares' que merecen un lugar entre los mejores libros de poesía escritos en Panamá, ‘Onda' de Rogelio Sinán; Ars Amandi de José de Jesús Martínez y poemarios de Ricardo Miró, Elsie Alvarado de Ricord, Giovanna Benedetti y otros.

En este punto de tu carrera literaria, ¿en qué proyectos trabajas?

Trabajo en la publicación de dos libros de poesía “Maletín de viaje” y “Garabatos en la piel”, igual en un poemario de literatura infantil, un libro de cuentos y una primera novela además de que presido el Consejo Nacional de Escritoras y Escritores de Panamá (Coneyep) que elige cada dos años al escritor que será reconocido por el Estado panameño por su trayectoria con la condecoración Rogelio Sinán y que lucha porque exista una Casa del escritor panameño en la futura Ciudad de Las Artes, entre otro temas. 
Desde la Alcaldía, ¿qué esfuerzos se hacen para la promoción de la lectura en los barrios?
Para el año 2021, debemos avanzar con un proyecto de modernización de las 27 bibliotecas municipales que deben jugar un rol fundamental para incentivar la lectura y la creatividad. Más que depósitos de libros deben abrirse como centros culturales comunitarios que colaboren significativamente para crear espacios positivos de convivencia entre los ciudadanos, crearemos las Colecciones de poesía “León A. Soto” y de cuentos “Carlos Changmarín”, formaremos un equipo interdisciplinario de promotores de lectura y aspiramos a preparar unas ediciones de libros de autores panameños a bajo costo que nos sirvan para la promoción de lectura y que queden en manos de los ciudadanos porque en cada hogar panameño debería existir un libro de un autor nacional.    

 ¿A qué escritor panameño piensas que no le hemos dado su lugar?
Ningún escritor panameño se le ha dado su lugar. En otros países los artistas son catalogados como tesoros vivos de la nación, incluso el Estado actúa para salvaguardar, proteger sus obras y proteger al propio artista. Este es un tema que habrá que atender. 
Cada escritor panameño lucha para publicar sus libros, mercadearlos por sus propios medios. Algunos escritores tratan de ganar concursos literarios para visibilizarse y con los recursos del premio publicar sus libros. Es una tarea titánica que requiere mucho esfuerzo de cada autor.   

 ¿Cuántos libros has leído durante la cuarentena?
Alrededor de 25 libros, unas 4000 páginas, pero en mi caso es una costumbre la lectura combinada de libros de autores nacionales e internacionales.  

 ¿Qué piensas de los premios literarios internacionales?
Son una vitrina para dar a conocer la calidad literaria de un escritor a nivel internacional, pero en Panamá vivimos con una desventaja terrible, no tenemos universidades que gradúen a profesionales en carreras literarias, ni cursos permanentes avalados por el Estado u organizaciones privadas, solo esfuerzos limitados como los que tiene el Ministerio de Cultura con sus cursos literarios. Necesitamos una Escuela de Escritores que de manera permanente atienda las necesidades del sector. 
Los concursos internacionales son muy exigentes, a veces más de 900 trabajos y jurados de un alto nivel que evalúan con mucha rigidez estos trabajos, que muchos serán publicados por editoriales importantes en el mundo por lo que la responsabilidad es aún mayor a la hora de anunciar un ganador. Esa calidad y experiencia literaria es difícil de igualar si no existe la formación de escritores a alto nivel que puedan competir con los mejores escritores del mundo.
Muy pocos poetas han ganado premios internacionales con mucho reconocimiento, Manuel Orestes Nieto y Javier Alvarado son los que recuerdo en poesía que han logrado reconocimientos en concursos fuera del país. 
La Casa del Escritor, que mencioné anteriormente puede ser el lugar propicio para que actúe en alianza con alguna universidad del país y el Ministerio de Cultura en la formación permanente de escritores y otras artes similares.

 ¿Quién es la figura que debe estar en el primer lugar de nuestras letras istmeñas?
No me atrevería a mencionar una figura, porque hay muchos esfuerzos reconocidos que deben ser mencionados. Los escritores panameños luchan permanentemente por su visibilización como artistas con una gran vocación y con la esperanza de ser tomados en cuenta para proyectos nacionales de mayor envergadura.  

 ¿Para hacer poesía qué se necesita?
Se necesita, primero que todo una decisión. Hace dos años organicé un taller que le llamé de creatividad literaria, y asistieron más de 40 personas con diferentes experiencias como ingenieros, abogados, químicos, y amas de casa y todos de una manera u otra descubrieron ese talento inherente a cada uno. 
La capacidad de escribir poesía pasa por ser un lector voraz de poesía nacional y de autores internacionales, y trabajar constantemente para ir evolucionando y encontrando esa voz propia y única que cada persona tiene. La vocación es parte del asunto, pero el trabajo disciplinado es importante porque puede hacer la diferencia. Tener un mentor que te guíe para que vayas descubriendo esos talentos que tienes puede ser muy útil, y tener paciencia y confianza pueden generar resultados más rápidos de lo esperado.

PROYECTOS

Trabaja en dos libros de poesía, en un poemario infantil, un libro de cuentos y una primera novela


comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

domingo 29 de marzo de 2020

  • 2875 1er Premio
  • DAAD Letras
  • 10 Serie
  • 14 Folio
  • 7928 2do Premio
  • 9039 3er Premio
Change privacy settings