Publicidad

Espectáculos

La ilusión del maniquí: las alegrías y tristezas de una persona trans 

La ilusión del maniquí: las alegrías y tristezas de una persona trans 
Roberto Barrios

Alí Dakini es uno de los tatuadores jóvenes más respetados de la escena panameña.

Foto Próxima
sábado 17 de junio de 2023 - 1:10 p.m.
María Victoria Echeverría
mecheverria@elsiglo.com.pa

El monólogo estará  en cartelera hasta el domingo 18 de junio 

“Habitar un cuerpo más cercano al que yo soñaba”, es una de las líneas que repite el actor Alí Dakini mientras recorre el escenario del Teatro Guild de Ancón en medio de un monólogo impactante, humano y sin reservas.  

Concebida entre conversaciones del actor, su director y escritor Winnie Sitton, “La ilusión del Maniquí”, es una obra imperdible que revela la realidad de un sector del país que para muchos es invisible, los transexuales. 

"Queremos dar visibilidad a las dificultades que viven las personas trans en Panamá, por medio de ella queremos aportar a la construcción de una sociedad más justa para todos, todas y todes", señaló Sittón quien busca romper estigmas y enseñarle a la sociedad que las personas de la comunidad LGBTIQ+  también tienen un espacio en las artes escénicas. 

"Siempre podemos ver a los personajes homosexuales como el payaso dentro de las obras y no tomamos en cuenta que son personas con historias que valen la pena conocer y mostrar",  enfatizó el artista. 

El también guionista puntualizó que en la actualidad, "necesitamos de la indagación artística profunda sobre el derecho a la existencia en libertad, esa posibilidad que tenemos los seres humanos de explorar, desarrollar y vivir nuestra identidad en base a lo que genuinamente somos, y no a partir de lo que nos impone la sociedad". 

Pero la puesta en escena no sólo explora lo dramático también le hace guiño a la comedia robando risas entre los espectadores que por primera vez disfrutan de una creación que defiende la identidad de género como nunca antes se había visto en la historia del teatro nacional.

Pero el espectáculo no sería el mismo sin la maneras y gestos en que Dakini de 28 años cuenta sus vivencias y quien por primera vez incursiona en la actuación.

"Estoy convencido de que compartiendo mi experiencia podré ayudar a más personas, convirtiendome así en una voz de aliento y orgullo para la comunidad trans", declaró este tatuador profesional a quien la vida a retado en varias ocasiones. 

Este joven que lleva sus brazos llenos de tinta comparte sobre las tablas la pérdida de su madre, abuela y como esto marcó su transición. Además lo difícil que es obtener una identidad o servicios de salud  para los transexuales.

"Ser tatuador me salvó la vida, porque las mujeres y hombres trans no cuentan con una vida digna. No pueden aspirar a un puesto de trabajo, ni a una identidad", indicó.

Pese a las tristezas y los tragos amargos, Alí se confiesa y dice no perder  las esperanzas de ser amado y visto como lo que es, un hombre. 

"Ser trans es hermoso y por esta razón quiero que me acepten por completo y no ser un experimento. Algunas personas cisgénero nos ocultan de sus familiares y amigos y yo no quiero eso porque tengo mucho amor para dar", señala casi al finalizar. 

El monólogo ha sido ovacionado por la creatividad, valentía y gracia de estos dos genios. 

 



Te recomendamos ver

Publicidad
Últimos Videos
Publicidad

Lotería

miércoles 07 de febrero de 2024

  • 6937 1er Premio
  • CDDC Letras
  • 11 Serie
  • 10 Folio
  • 5939 2do Premio
  • 5229 3er Premio
Publicidad
Change privacy settings