Deportes

Frases más destacadas del discurso de Mariano Rivera

Frases más destacadas del discurso de Mariano Rivera
Yasilka Córdoba / El Siglo

domingo 21 de julio de 2019 - 3:22 p.m.
Katheryn Quintero Macías
kquintero@elsiglo.com.pa

Agradeció a su esposa, Clara, y a sus cinco hijos

La tarde de este domingo 21 de julio, Mariano Rivera entró al Salón de la Fama del Béisbol, en un evento en donde hizo un recorrido sobre su historia, la importancia que tuvosu familia, amigos y colegas en su carrera.

Las más de 12 mil personas presentes en el Clark Sports Center de Cooperstown se levantaron de sus asientos para recibir a Mariano Rivera. 

NOTA RELACIONADA: --->>> Curiosidades de Cooperstown: el look los fanáticos de Mariano Rivera

La presidenta de la Junta directiva del Salón de la Fama  le entregó la placa que lo acredita como nuevo integrante de la organización.

Él debutó en las Grandes Ligas en 1995 y culminó su carrera  en el 2003, pero no fue una camino de rosas...

Las palabras de 'MO' iniciaron enfocadas completamente en su esposa, Clara de Rivera, la mujer de su vida y la madre de sus tres hijos mayores. 

Palabras de Mariano Rivera

"Clara, no he podido hacer nada sin ti. Has estado en los mejores momentos y en los momentos difíciles. Te respeto y te amo y tenemos que seguir con esto. Si tengo que hacerlo otra vez, lo haría contigo".

"A mis hijos, Mariano, Jafet, Jaziel, Abigaíl y Caleb, significan mucho para mí y son una bendición para todos nosotros".

"A mis padre, Mariano y Delia Rivera. Antes de lanzar mi último partido dije, lo que hicieron mi papá y mi  mamá por mí no sé qué hicieron, pero hicieron algo bueno".

"A mis suegros, Ana y Juan, y toda la familia. No he podido hacer nada sin ustedes y toda la familia que ayudó a que crecieran nuestros hijos. Así que mis agradecimientos".

Ofreció conferencia de prensa.

"Mis hermanos y hermanas, gracias por estar ahí conmigo, por todos los consejos. Para mis padres espirituales, por todas las oraciones, amor y cariño que tuvieron conmigo".

"El Salón de la Fama para mí es muy importante. La historia del béisbol está aquí".

"Para los fanáticos, siempre estuvieron conmigo. Esos fanáticos de NY, cuando estaba en el Yankee Stadium, estaba como si mil personas estuvieran al lado mío tirando un lanzamiento. Son los mejores fanáticos y sin su apoyo no hubiera podido".

"Siempre me llevaron al limite, esperando lo mejor, y cuando había abucheo y me lo merecía porque me pagaron para verme hacer un buen trabajo. Gracias a todos ellos".

"Cuando crecí en mi bello Panamá, Yo quería ser el siguiente Pelé, no Babe Ruth. Pelé era la superestrella del fútbol, cualquier niño quería serlo, pero mis habilidades no eran buenas para ser futbolistas, así que Dios me mandó al béisbol. Tenía 20 años, ya era un hombre, y tuve una prueba con los Yankees. Me dieron una oportunidad. ¿Para ser qué? - preguntó- para lanzar. Yo no sabía cómo lanzar".

"Yo estaba tirando la bola, cuando estaba en casa estaba solo tirándola. Yo era un lanzador. No tenía uniforme, los spikes (zapatos de béisbol) tenían huecos, no tenía guantes".

"Le dije a mi papá, para que me diera permiso practicar y me dejara afuera del trabajo en el bote". 

"Chico Heron, de ti aprendí y lo respeto por lo que hizo por mí".

"Luego, un sábado, tíRamos que hacer una Selección de Panamá, querían ver jugadores antes de mi. Y pensé: si lanzo de último tengo la oportunidad de firmar como jugador profesional. Para mi sorpresa comencé el partido tiré tres inning, hubo un par de ponches, par de hits. Al día siguiente me firmaron para los Yankees, me dieron 2 mil dólares, manillas, y spikes.

Placa en honor a Mariano, para el Salón de la Fama.

"Cuando iba a Tampa Bay, en 1990, no sabía lo que me esperaba me fue de la casa, dejé a la familia, monté avión por primera vez. No sabía inglés, gracias. No sabía lo que esperaba, pero Dios me guió. Casi todos los jugadores hablaban español, pero el segundo año, a veces me iba a dormir y lloraba porque no podía comunicarme con mis compañeros. No había relación con mis compañeros, manager y couch. Una de las decisiones que tome, les dije a mis compañeros: escuchen, necesito aprender a hablar inglés y por lo que yo hago rían, pero, por favor, enséñenme inglés. Ellos lo hicieron, y a ellos les doy las gracias".

"En el 1995 me llamaron a las grandes ligas, y yo era abridor. y no me fue muy bien. me mandaron a las menores, de vuelta, con un amigo,  Derek Jeter, estaba prácticamente llorando, pero eso solo nos fortaleció".

"En el 19996 tuve que pelear por el trabajo, nuevamente. Pero en el inicio del año estaba en ese top tuvimos grandes partidos y ganamos el campeonato".

"En el 97' me convertí en cerrador de los Yankees. pero llegó ese año y las cosas cambiaron. En el 1997, me habló Joe Torres, que lo extraño mucho, quisiera que estuviera conmigo aquí. Mi carrera subió después de eso".

"Después de eso, Dios me dio el mejor lanzamiento en béisbol. - disculpen a los demás -. Estaba con Ramiro Mendoza. Yo tenía miedo, no sabía qué hacer".

"Imagínense, un cerrador que no sabe a dónde la bola va a ir".

"Fuimos a Detroit. En un grupo trabajamos 45 minutos para que esos lanzamientos no se movieran".

"Lo que tu digas lo que sea va a pasar". 

"Usé ese lanzamiento por 17 años y lo usé bien. Lo usé hasta el último día del Yankee Stadium".

"Cuando mis dos hermanos me sacaron del montículo, fue un momento especial para mí, le doy gracias Dios que me dio la oportunidad de terminar la carrera con mis dos hermanos dando gracias y llorando".

"Derek, Andy, Mr. Posada, Bernie Williams y Martínez, gracias a ellos, a esos Yankees. Los quiero mucho y significan mucho para mí".

Luego habló totalmente en español

"Para mi Panamá querida. Algo especial que aprendí a hacer fue, siempre donde iba representar a Panamá y dar lo mejor de mí por Panamá. Gracias, señor presidente - Laurentino Cortizo-, a nuestra leyenda, Mano de Piedra Durán".

"A todo el pueblo de Puerto Caimito,  todos aquellos que están viendo por televisión y escuchando por radio. Gracias, son especiales para mí."

"A Abigaíl y Caleb, los amo mucho, lastimosamente no pudieron estar aquí, pero los amo mucho".

"Gracias a Puerto Caimito, a mi familia que tengo allá. Gracias porque me enseñaron a vivir, a tantos valores".

"Gracias por estar aquí conmigo, gracias por siempre estar allí. Gracias por todo. Les amo de una manera especial". 

Dios los bendiga, los quiero mucho.

 

 

 

 

 

 


comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
    Marta Noemí Noriega y los 500 años de la ciudad de Panamá .
  • Fotos

Lotería

miércoles 14 de agosto de 2019

  • 4334 1er Premio
  • ADDC Letras
  • 12 Serie
  • 6 Folio
  • 2620 2do Premio
  • 9183 3er Premio