Curiosidades

La universitaria lo engatusó

La universitaria lo engatusó

sábado 26 de marzo de 2022 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Esta es una historia de la vida real. Larisa, de 21 años, era una joven universitaria que traía loco a los pelaos del barrio

Esta es una historia de la vida real. Larisa, de 21 años, era una joven universitaria que traía loco a los pelaos del barrio. Y tenía con qué moverle el piso a cualquier hombre que a ella se le antojará.

Era alta, de nariz respingada, piernas torneadas, algo muy parecido a la figura de Iris de Chacón, en sus tiempos mozos como vedette.

Pero lo que más robaba la mirada de los manes eran su cintura de avispa y sus bien formadas nalgas, que ella sabía lucir con pantalones y faldas ajustadas que resaltaban su espectacular cuerpo.

Era hermosa, educada, buena hija y estudiante, la mujer perfecta con la que cualquier hombre quería casarse; sin embargo, ella tenía una gran debilidad: le gustaban ‘los Bejamin', la plata, plata como a la sicaria Rosario Tijera.

Lo que ella le ocultaba a su familia no era nada de lo que se pudieran enorgullecer. Por años sostuvo dos relaciones amorosas a la vez.

Ernesto, de 40 años, un capo de San Miguel, era un tipo que le daba lujos, le compraba ropa de marca, flores, prendas de oro y la llevaba a los mejores restaurantes que ella jamás se imaginó pisar en su vida.

Con este hombre que le doblaba la edad, Larissa tenía noches de pasión fingidas, para poder mantener su estatus económico, porque quien le movía el piso y le provocaba burbujas en el corazón era Juan, un joven del gueto de Río Abajo, que era su novio formal, quien ya sospechaba que Larisa le ponía los cuernos, porque muchas veces se hacía ilocalizable.

Entre estas aguas turbulentas nadaba Larissa, quien no media el peligro de mantener una relación con un tipo que se jugaba la vida todos los días en un mundo de negocios sucios, tumbe, droga, sicariato, porque su afán por el dinero la cegaba y en cierta forma la hacía sentir segura, sin tener que trabajar como otras chicas de su edad en ese época, donde vestir con ropa de marca definía tu estatus económico.

En una ocasión, cuando Larissa acudió al apartamento de Ernesto, en San Miguel, agarró el susto de su vida al quedar en medio de una balacera. Ella se arrojó al piso y se quedó ahí por 30 minutos hasta que terminó el enfrentamiento entre las bandas rivales.

Desde ese día, decidió terminar con el capo y formalizar su noviazgo con Juan, que había rotó con ella porque ya no aceptaba sus mentiras y coqueterías con otros hombres.

Un mes le duró el desencanto, pese a que amaba a Juan, éste no le ofrecía las comunidades y el lujo que le daba el capo a manos llenas.

Un 14 de febrero, Ernesto la llamó y le dijo que tenía algo enorme que entregarle y era que el ‘duro' estaba enamorado de la joven universitaria hasta los huesos. Ella decidió ir y se encontró con él en su apartamento.

Eran las 7:00 de la noche y entre velas, vino caro y roces sensuales Ernesto invitó a Larissa a ir a la cama que estaba repleta de pétalos rojas y olor a perfume fino.

La joven universitaria en ese momento pensaba en Juan, que era donde estaban sus verdaderos sentimientos, así que esa noche fingió que tenía un fuerte dolor de cabeza, a causa de la menstruación. El capo desistió y al rato la dejó ir , no sin antes entregarle un oso de peluche de dos metros y un ramo de flores rojas.

Larisa abordó un taxi, que la condujo hasta Río Abajo con el enorme oso de peluche. Tocó a la puerta de Juan que demoró en abrir. La hizo esperar en la puerta por 20 minutos y luego abrió.

Ella se ocultó entre el pelaje del peluche y las flores y cuando asomó el rostro le dijo: ‘Amor, perdóname, mira lo que te compré, feliz día de amor'. Juan, impresionado por el regalo de su novia, la perdonó y esa noche se fundieron entre sábanas blancas, mientras el capo siguió enamorado y engañado.

Ella tenía una gran debilidad: le gustaban ‘los Bejamin', la plata, plata como a la sicaria Rosario Tijera. Lo que ella le ocultaba a su familia no era nada de lo que se pudieran enorgullecer.
 

comments powered by Disqus
Publicidad

Multimedia

  • Videos
    Se duplica obesidad y sobrepeso en niños durante la pandemia.
  • Fotos
Publicidad

Lotería

domingo 26 de junio de 2022

  • 3665 1er Premio
  • BDCA Letras
  • 16 Serie
  • 7 Folio
  • 3985 2do Premio
  • 3639 3er Premio
Change privacy settings