Curiosidades

Tres gotas de sangre

Tres gotas de sangre

martes 29 de octubre de 2019 - 12:00 a.m.
Redacción El Siglo
redaccion@elsiglo.com.pa

Tienen que ser tres gotas de sangre. De tu propia sangre. 

‘Tres. Tienen que ser tres gotas de sangre. De tu propia sangre. Pondrás un pañuelo de seda blanca debajo. Pedirás el primer deseo: poder. Querrás tener poder sobre tus familiares, amigos y también sobre conocidos y desconocidos. Poder en cualquier asunto que emprendas. Te convertirás en una persona influyente y poderosa. Tendrás peso social. Tus decisiones serán importantes para mucho. Lo que a ti te parezca será tomado en cuenta por los demás. En especial, por los que también tienen algún tipo de autoridad. Después de pedir ‘poder' te harás un pequeño corte en la yema del dedo cordial, y controlarás la salida de sangre para que caiga una gota en el pañuelo'. Erasmo escuchaba con fascinación a la mujer que le hablaba.

‘Luego pedirás tu segundo deseo: plata, riqueza. Irás acumulando dinero y bienes, casi sin darte cuenta. Llegarán a ti de muchas formas y te convertirás en una persona dotada de grandes recursos, podrás financiarte gastos y lujos. Tras pedir el deseo presionarás nuevamente la herida de tu dedo, y dejarás caer sobre el pañuelo la segunda gota de sangre'. Erasmo escuchaba con emoción.

‘Finalmente pedirás pasión sexual y capacidad de seducción. Las mujeres se rendirán ante ti. Este deseo implica una restricción. No es posible que las tengas a todas porque no todas están dispuestas a dejarse seducir. Pues no para todos los seres humanos el sexo es lo más importante. Si te interesa una virgen casta y pura no la tendrás, si lo que ella desea es guardar su virtud. No te prometo amor, ese es un sentimiento que no puedo manejar, solo poder de seducción. E incluso esto solo funciona con aquellas que no ponen el amor por delante, sino el deseo y la pasión irrefrenable. Así pues, desearás, y tendrás mujeres deseables y deseosas, pero no te prometo amor. Enseguida de manifestar tu deseo tercero, presionarás tu dedo y verterás la tercera gota de sangre sobre el pañuelo. Guárdalo en un lugar seguro, que mientras exista ese trozo de tela tendrás lo que has pedido'.

Con el corazón latiéndole de prisa, Erasmo se marchó de la presencia de aquella mujer misteriosa. Él no era de pensar mucho las cosas, y nunca se preguntó por qué en Halloween, ni por qué el amor no entraba en el juego, ni la razón de que la sangre fuera necesaria para aquella ceremonia siniestra. Decidió poner en práctica lo que le habían mandado.

Al siguiente día, al llegar al trabajo, lo estaban llamando para un ascenso que no había solicitado. Estaba sorprendido. Los ascensos se fueron sucediendo en los siguientes meses y, por supuesto, los aumentos de salario, las comisiones y hasta costosos obsequios, en bienes materiales o en dinero, de los clientes más satisfechos. Igualmente, su influencia social y política creció con desmesura. Prácticamente había renovado su círculo de amistades. La gente comenzó a buscarlo para que él les recomendara. Las mujeres caían a sus pies como pinos de boliche, menos una de la que se había enamorado con locura. Estaba desesperado. Sabía que el amor estaba fuera del alcance de aquel pañuelo mágico, pero él quería amar y ser amado, así que una noche destruyó el pañuelo.

Al día siguiente, supo que se anunciaba la quiebra de la empresa. Tuvo que buscar otro empleo. Las amistades empezaron súbitamente a darle la espalda y perdió influencia. También desapareció el dinero sobreabundante que había acumulado en sus cuentas. Perdió el rastro de las mujeres a las que había querido. Todo lo que le habían dado esas tres gotas de sangre iba desapareciendo, menos aquella muchacha que él quería y que ahora empezaba a interesarse en él. Aquel amor le había salvado, y daba gracias a Dios por ello.

Erasmo se marchó de la presencia de aquella mujer misteriosa. Él no era de pensar mucho las cosas, y nunca se preguntó por qué en Halloween, ni por qué el amor no entraba en el juego, ni la razón de que la sangre fuera necesaria para aquella ceremonia siniestra.
 

comments powered by Disqus

Multimedia

  • Videos
  • Fotos

Lotería

sábado 30 de noviembre de 2019

  • 0025 1er Premio
  • BCDD Letras
  • 20 Serie
  • 11 Folio
  • 0232 2do Premio
  • 0117 3er Premio